Vendedores ambulantes en el sur, a la alza

Zona sur//Francisco J. Nieves
Una jaba de aguacates por un lado, mango y durazno por el otro. En el stand de la señora Sofía Reinoso se expenden también naranjas, uvas, pepinos y diversos tipos de hortalizas y legumbres, como jitomates, cebollas, cilantro, etc., etc…

Ella tiene su domicilio en la cabecera municipal de Ahuacatlán, pero la terrible crisis y la falta de un empleo la orilló a dedicarse al comercio ambulante, escogiendo para ello a Ixtlán del Río.

Un caso inverso es el del señor Miguel Martínez, quien se tiene que trasladar diariamente de Ixtlán hacia Ahuacatlán para comercializar sus “camotes enmielados”, utilizando para ello una desvencijada camioneta.

Recorriendo calle por calle y auxiliándose de un deficiente “equipo de sonido”, Don Miguel va anunciando sus productos “calientitos para la leche”. Dice que no le va muy bien, pero que al menos “saca para mal comer”.

Doña Teresa Jacobo, de Jomulco, por su parte, acude diariamente al Mercado Municipal de Ahuacatlán para vender sus “gorditas de horno, encanelados, pan de marquesote, calabaza ¡t hasta nopales!; solo así –dice- puede obtener unos cuantos pesos para darle de comer a sus seis hijos.

En tanto, el señor Fernando Sánchez, a bordo de un triciclo recorre las calles de Ixtlán vendiendo sus elotes “con chilito y sal”. Asegura que el negocio no es muy bueno pero que a veces saca sus buenos pesos, sobre todo cuando arrecia el frío o cuando acaba de llover.

Estos son solo cuatro casos de personas que, ante la falta de un empleo remunerable y debido obviamente a la crisis, han optado por sumarse a la larga lista de vendedores ambulantes que se observan en la ciudad, ya sea en Jala, Ixtlán o Ahuacatlán. Gente que radica “aquí o allá” y que tiene que hacer estos sacrificios para poder sobrevivir.

A veces utilizando algún triciclo, una camioneta; o simplemente a pie, vendiendo “nieves de garrafa”, elotes, frutas de diferentes especies, cacahuates, nanches o paletas. En fin, el caso es que el ambulantaje de Ixtlán, Jala y Ahuacatlán ha ido acrecentándose cada día más.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario