TESTIMONIO DEL PASADO : **Compostela marcó el rumbo de la historia de Nayarit hace 44 años

Antonio Siordia Carrazco

**Compostela marcó el rumbo de la historia de Nayarit hace 44 años
**Más de 100 panistas se apoderaron de la Presidencia Municipal en enero de 1973
**A empujones sacaron de Palacio Municipal al entonces alcalde priista Ángel Ocegueda Cuevas (+)

Un día de enero de 1973, siendo la 9:30 horas de la mañana, los panistas tomaron las instalaciones de la Presidencia Municipal de Compostela apoyados por un grupo de más de 150 mujeres en su mayoría y menores de edad que fueron enviados por Carlos Robles Ochoa.

Llegaron a la hora mencionada, invadiendo los amplios corredores del edificio y posteriormente se introdujeron al despacho donde se encontraba el alcalde Ángel Ocegueda Cuevas y su secretario, el profesor Alejandro González Sánchez (+) atendiendo a las personas que fueron al arreglo de sus asuntos.

Y en esos precisos momentos irrumpieron en el lugar, gritando toda clase de insultos e improperios en contra de Ocegueda Cuevas.

Obvio que las acciones golpistas alcanzaron también a todos los empleados que estaban laborando, a quienes sacaron por la fuerza y a empujones de las distintas oficinas, incluyendo al mismo Alcalde, para en seguida cerrar las puertas del edificio de la Presidencia Municipal.

Tras la toma del edificio, a los pocos momentos llegó el licenciado Arturo J. Díaz López, tratando de intercambiar impresiones con los panistas, contestando éstos en forma altanera y se conoció que dijeron que nada tenían que hablar con él y que la decisión ya estaba daba por su partido Acción Nacional (PAN).

Cabe mencionar que Díaz López también trató de comunicarse con el gobernador del estado, Roberto Gómez Reyes, para hacerle saber de los acontecimientos que se estaban suscitando en esos momentos al interior y exterior de la Presidencia Municipal, pero el señor Rodolfo Flores Ortega, encargado de la caseta de Teléfonos de México, le contestó que estaban cortados los cables y por esa razón no le dio la comunicación que deseaba en esos instantes, optando el licenciado Díaz López por invitar a Ángel Ocegueda Cuevas a trasladarse a la ciudad de Tepic para que informara al Gobernador.

Fue así como el entonces Alcalde se dirigió a la capital nayarita y posteriormente se regresó nuevamente a Compostela. A las 17:00 de ese día llegó a esta ciudad el Procurador General de Justicia del Estado, Raúl Luna Vázquez, y a las 17:30 horas hizo su arribo el director general de Gobernación, licenciado Héctor Velázquez Rodríguez, quienes ordenaron que se levantaran actas para hacer consignación a quienes salieran responsables por los atropellos que cometieron al sacar por la fuerza al Presidente Municipal y los demás empleados y empleadas.

MITIN MONSTRUO DEL PRI EN APOYO A OCEGUEDA CUEVAS
La situación en Compostela está que hierve, pero cuando menos esta mañana no ofrece en su perspectiva ningún cambio. Es decir, siguen los panistas posesionados del edificio oficial del Ayuntamiento y el Alcalde y los regidores en el local de la inspección de policía.

Ayer Compostela fue escenario de un mitin monstruo en apoyo al alcalde Ángel Ocegueda Cuevas, cuyo evento resultó bastante animado, pero sin que en momento alguno degenerara en violencia como se temía en algunos círculos de opinión. Hubo plétora de oradores, todos condenando la actitud al margen de toda prudencia, de abierta provocación de los panistas azuzados por agitadores que el PAN envió de la Ciudad de México. El mitin inició a las 17:00 horas y pasaba de las 21:00 horas y no tenían signos de terminar; hablaron por orden el ingeniero Adolfo Oribe Alba, el profesor Enrique Medina Lomelí, el diputado y profesor Enrique Langarica Quintana, Saturnino Esmerio, el propio alcalde Ocegueda Cuevas y, finalmente, el director de Gobierno, Héctor Velázquez Rodríguez, quien reiteró la decisión del gobernador Gómez Reyes para dar el apoyo masivo del Gobierno a las autoridades legítimamente constituidas. “Este problema es nuestro -dijo el funcionario estatal- y nosotros lo vamos a resolver”.

En la tribuna del mitin priista de ayer en Compostela desfilaron muchos oradores, condenando la abierta provocación de los panistas movilizando en su mayoría mujeres. Mientras tanto, en el interior de la Presidencia, Héctor Velázquez insistía en la entrega del edificio a panistas, advirtiéndoles, incluso, el peligro que corrían de ser desalojados y hasta detenidos. No hubo entendimiento, unos panistas de edad reconocieron su error y abandonaron la causa; solo quedaron en la Presidencia unas 50 mujeres en su mayoría jóvenes.

La puerta de la Presidencia era guarnecida por las señoritas, Norma Leticia Rodríguez y Rosa Trejo, quienes mantenían extendida una Bandera Nacional, al mismo tiempo los invasores panistas entonaban el Himno Nacional y lanzaban injurias al representante del gobierno estatal. Algunos dijeron, incluso, que estaban dispuestos a morir por la causa.

El Director de Gobernación al ver que no había manera de dejar arreglado el conflicto, se retiró de la Presidencia y pidió la intervención de la fuerza pública, afirmando finalmente Héctor Velázquez que el gobernador Gómez Reyes apoyaba la legalidad y resolvería pronto el problema político de Compostela.

PRESOS LOS AGITADORES
Por indicaciones del licenciado Héctor Velázquez, con base en órdenes de aprehensión dictadas por el Juez de Primera Instancia de Compostela, las policías se dieron a la tarea de detener a todos los revoltosos. Antes que nadie, Carlos Robles, cabecilla del movimiento, cayó en poder de los judiciales. A todos se les acusa de haber impedido las funciones legales del Alcalde, de daños en propiedad ajena, injurias y otros graves delitos por los cuales les viene una pena de más de 15 años de cárcel.

Del ingeniero Robles que ya se encuentra en la Penitenciaría del Estado, se sabe que 15 días antes de la toma de Palacio Municipal en Compostela había retirado su aspiración a la Alcaldía como candidato del PAN, al mismo tiempo la participación de toda su planilla.

De todos modos ya se encuentra sujeto a proceso, ya que la opinión oficial es que Robles se había retirado y “por debajo del agua” seguía agitando a la gente, por lo que para él, creemos que debe haber pendiente también algún proceso por conspiración y asociación delictuosa.

Otros detenidos por la misma causa, son: Juan Muñoz Hernández, Asunción Guerrero Delgado, Juan Oviedo, la señora Carmen Arciniega y otra docena de personas, todas ellas internadas en la Penitenciaría del Estado a disposición del Juez penal y del Procurador General de Justicia del Estado.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario