SUICIDIO POR DEMÁS SOSPECHOSO Y A MODO

CON PRECAUCIÓN
Sergio Mejía Cano

En la novela de Mario Puzo “El Padrino”, en el capítulo 20, cuando don Vito Corleone cita a una conferencia de paz a las demás familias de la mafia en los Estados Unidos, después del asesinato de su hijo Santino Corleone, el Padrino dice que no buscará venganza, pero que es supersticioso en cuanto a que le pase algo a su hijo menor que tuvo que salir huyendo del país por falsas acusaciones en su contra. Por lo que, entre otras cosas, cita que su superstición se basa en que si al volver su hijo al país “sufriera algún desgraciado accidente, si algún policía lo matara accidentalmente, si lo encontraran colgado en su celda (…) si mi hijo es herido de muerte por un rayo, culparé de ello a los aquí presentes (…)”.

Recientemente se dio la noticia de que había sido aprehendido un tal Arturo N, presunto implicado en el asesinato del notario del estado de México, Luis Miranda Cardoso; y el día de hoy, sale la noticia en los medios de que fue encontrado muerto en su celda, presuntamente ahorcado con su propio pantalón. Y es aquí en donde entra a colación lo dicho por don Vito Corleone respecto a su hijo, de que si es encontrado colgado en su celda culparía a los demás. Lo que indica que esto de que un preso aparezca colgado en su celda aparentando un suicidio, no es nada nuevo bajo el Sol, pues el escritor de la novela da a entender que eso de que se hayan encontrado suicidados en su celda ha ocurrido constantemente; que es algo que se podría considerar desde hace mucho tiempo como algo cotidiano. Y bajo la sospecha de si el suicidado pudiera tener mucho peso en lo que sabía.

En las notas informativas en cuanto al ahora ahorcado con su pantalón, se dice que este tal Arturo N trabajó muchos años con el notario que supuestamente asesinó y, como un hijo del ahora muerto se considera muy allegado al expresidente Enrique Peña Nieto, de inmediato despertó la sospecha sobre ese asesinato; y si bien el allegado a Peña Nieto por haber trabajado durante su sexenio, y ahora es diputado federal, podría haber gato encerrado debido a todo el pastel que se ha estado descubriendo últimamente en cuanto a infinidad de anomalías que se han ido detectando que sucedieron en el anterior sexenio, por lo que ya se oyen voces respecto a este extraño suicidio de que qué casualidad; sin embargo, y como ya se sabe que en el mundo de la política no hay casualidades, se impone un mal pensamiento en todo lo que ha estado ocurriendo con algunos personajes que aparentemente están involucrados en malos manejos del dinero del erario, así como compras fraudulentas con perjuicio de Pemex, la CFE, los ferrocarriles y de todo lo que se ha privatizado, incluso hasta por lo menos el puerto de Veracruz, tal y como se ha dado la noticia de que fue concesionado por Carlos Salinas de Gortari por 50 años; pero que ahora hay señalamientos de que días después de las elecciones federales del 2018, la administración de Peña Nieto les concedió a los concesionarios de dicho puerto marítimo, la prórroga por otros 50 años más, dejando su vencimiento hasta el año 2094, por lo que la actual administración de Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que se revisará esa concesión por ser dañina para el país.

Desde luego que no es bueno especular cuando no se tiene la certeza de lo que en realidad pasó, algo que sí supo, desde luego, el ahora suicidado. Así que como puede que sí, puede que no, en cuanto a que haya sido un verdadero suicidio, porque sI como se dice que el ahora muerto trabajó muchos años con el notario mexiquense, tal vez por saber demasiado fue que se colgó en su celda, aunque también pudo haber sido por remordimiento; pero y si fue acusado falsamente y de pesar le llegó una depresión tal que lo hizo perder toda esperanza. En fin, obviamente que nada más el que se colgó en su celda supo el porqué de tomar esta determinación.

O podría ser como en la segunda parte de la Película El Padrino, en donde a un capo mafioso que podría ser un testigo pesado en contra de Michael Corleone, el abogado de Corleone le sugiere a este capo, recordándole un pasaje de un personaje romano, de que al quitarse la vida, su familia quedaría intacta y con una manutención de por vida, así que el capo que pudo haber hundido a Michael Corleone, se corta las venas en una bañera dentro de las instalaciones del FBI.

En la información de la aprehensión del colgado en su celda, se dice que podría haber por lo menos otros dos cómplices. Así que a ver qué pasa, y se aclara todo bien a bien.

Sea pues. Vale.