Rastro de Ixtlán ya abrió otra vez sus puertas

Ixtlán del Río//Francisco J. Nieves
Después de algunos meses de permanecer en estado inoperante, el rastro público de Ixtlán de nueva cuenta se encuentra en condiciones funcionales, situación que llena de gozo a los tablajeros, pues de esta manera se estarán evitando desplazarse al rastro de Jala o al de Ahuacatlán para el sacrificio de sus animales.

El rastro, cabe recordar, había sido clausurado debido a una denuncia anónima presentada ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios – COFEPRIS– derivada de algunas observaciones que deberían ser atendidas por las autoridades municipales, lo cual obligó a su vez a los tablajeros a buscar espacios alternativos legales para la matanza de cerdos y reses.

Con el problema en mano, el presidente municipal José Antonio Alvarado Valera echó a andar un proyecto de rehabilitación destinando parte de los recursos municipales para la ejecución de la obra, la cual incluyó la renovación total del piso, construcción de nuevos espacios, repintura y saneamiento de la red de agua y drenaje y remozamiento del techo.

Los trabajos concluyeron hace escasos días, pero no fue sino hasta antier cuando se autorizó el retiro de los sellos de clausura, quedando así y después de algunos meses abiertas sus puertas.

El rastro ya está pues en condiciones óptimas para ser utilizado. Incluso ya se dice por ahí que sería en esta misma semana cuando los tablajeros regresen al inmueble para el sacrificio de sus animales.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario