PRIMER BATALLÓN LIGERO DE TEPIC

Rodolfo Medina Gutiérrez

En plena Guerra de Reforma, Manuel Lozada constituía el brazo armado de los conservadores en el Séptimo Cantón de Tepic, lo que había motivado la organización de una milicia liberal en Acaponeta, que apoyaba al “Batallón Degollado” en contra de las fuerzas centralistas en la región.

Desde el mes de mayo de 1859, Ramón Corona, José María Villanueva y Bonifacio Peña encabezaron una campaña desde Acaponeta para ganar el territorio en favor de la causa liberal, en detrimento de Lozada y las casas comerciales de Tepic.

El 10 de junio de ese mismo año, las tropas liberales arribaron a Santiago Ixcuintla, donde se celebraba una fiesta religiosa. En ese lugar se reclutó una gran cantidad de milicianos, creando así el Primer Batallón Ligero de Tepic, bajo las órdenes del capitán Calixto Peña.

Al día siguiente, los liberales emprendieron su marcha contra Tepic, pero fueron emboscados por Lozada en un lugar llamado Las Lomas de Espino. En cruento combate los liberales perdieron cerca de 200 hombres, pero aun así lograron derrotar a los conservadores, que también se vieron obligados a retirarse de Tepic.

Ese mismo día Corona entró triunfal a Tepic como comandante de las tropas liberales en el Séptimo Cantón, y dio sepultura al general Bonifacio Peña, antiguo jefe político que murió en el combate de Las Lomas de Espino. De esta manera, Corona inició su brillante carrera militar, y el Batallón tepiqueño siguió participando en las operaciones contra Lozada durante un tiempo más.

La bandera de este cuerpo militar hoy en día está resguardada en el Museo Nacional de Historia, con sede en el Castillo de Chapultepec.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario