Por falta de oportunidades, los jóvenes emigran

**Algunos regresan, otros pierden su vida al tratar de conseguir el sueño americano y otros olvidan a sus familias

Bahía de Banderas//Samuel Flores
En la zona sierra de Bahía de Banderas, por ejemplo, en el ejido El Colomo y anexos, los jóvenes emigran en busca de una mejor oportunidad para trabajar, pues una de las problemáticas más fuertes es la falta de oportunidad que tienen de salir adelante en las empresas locales.

Lo anterior fue dado a conocer por el presidente del ejido El Colomo, Víctor Salvatierra Gutiérrez, luego de mencionar que los salarios en la hotelería son muy bajos y solo sirven para subsistir, y los precios de sorgo, maíz y frijol no dan para sostener a toda la familia.

Mencionó que un padre de familia no puede tener a todos sus hijos nada más dependiendo de lo que sale de la siembra porque no queda; esto hace que los jóvenes emigren y algunos logran ser empresarios, pero en los Estados Unidos y no regresan.

En ocasiones mandan para arreglarles las casas a sus padres, pero pierden muchos años para ver a sus padres, algunos no alcanzan a verlos con vida, de estos hay muchos casos tristes y las oportunidades de que el gobierno les ayude son mínimas.

Recordó el entrevistado que cuando fue regidor ayudó a que 10 jóvenes se fueran a trabajar, pero contratados, seis sí regresaron, dos nunca fueron ya y dos decidieron no regresar, pese a que sus empleos son temporales, cada seis meses, y esa es una oportunidad para que puedan tener un mejor ingreso.

Los que van de ilegales duran hasta 20 años sin regresar, otros regresan en ataúd, la situación es triste y más que nada para quienes viven del campo, porque todos los insumos son caros y los apoyos del gobierno parecen una burla.

Antes el Procampo y hoy Proagro, por un pastizal el apoyo llegaba a mil 350 pesos, o era de acuerdo al mismo costo de los granos básicos, hoy la cantidad es irrisoria, 90 pesos por hectárea, y al llegar el productor al CADER y ver esa cantidad, le da coraje en lugar de verla como un apoyo.

Como presidente del ejido, dijo Víctor, es una falta de respeto a los campesinos, les lleguen 90 pesos por tener una guinea o un cultivo perenne, el cual es a base de mucho esfuerzo para alimentar bien al ganado; esto obliga a que el gobierno ponga más atención, porque se están vendiendo tierras y los hijos sin futuro.

Con las políticas actuales descartó que se puedan lograr mejores niveles de vida para hombres y mujeres del campo; sin embargo, va entrar un nuevo gobierno y la esperanza es que el campo sea parte de un proyecto de desarrollo integral del crecimiento como municipio.

La esperanza es que no se use la palabra o el sector campesino como slogan político, sino que se sea congruente y que los apoyos lleguen al centro, costa y sierra, lugares donde se ocupan tiendas en donde puedan accesar los ejidos para lograr mejores precios, puntualizó.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario