NOVENTA MIL Y LO QUE NOS ESPERA


Araceli Romero Lizama

Los meses transcurren, la tragedia que azota nuestro país continúa en ascenso, aunque el gobierno diga todo lo contrario. Con 90 mil 309 muertos, el Covid-19 es ya la cuarta causa de muerte en México, una cifra imposible, en verdad inimaginable: 90 mil 309 muertos en México por Covid-19 (después de las enfermedades del corazón, los pulmones y tumores malignos) y las previsiones apuntan a que en los meses críticos que se avecinan podría convertirse en la primera causa de muerte. Hoy somos el décimo país con más contagios y el cuarto con más fallecidos absolutos por esta enfermedad.

Mientras México se llenaba de muertes queda el registro de las frases con que se esperó la llegada de la peor tragedia que México iba a vivir en un siglo: “no vamos a tener problemas mayores”, “detente enemigo”, “hay que abrazarse no pasa nada, México es uno de los países más preparados y con menos riesgo de afectación”, “no debemos espantarnos, no debemos adelantar vísperas, estar bien con nuestra conciencia, no mentir, no robar, eso ayuda mucho para que no dé el coronavirus”.

El Presidente se ha negado sistemáticamente a usar cubrebocas y a enviar señales de que es necesario usarlo; su subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, dado lamentablemente a lo cantinflesco y supuestas acrobacias verbales, continuó enviando el día de ayer mensajes ambiguos sobre la única barrera disponible hasta el momento para evitar que se sigan propagando los contagios.

El gobierno se sigue negando, mientras tanto hace pruebas y seguimientos. Sigue desapareciendo fideicomisos, dependencias que podrían ayudar a salir, o a paliar la gravedad de salud en la que nos encontramos inmersos.

Pueblo de México, tomemos conciencia, debemos salvar a nuestro país, No queda de otra y está comprobado que sólo el pueblo salvará a su pueblo, unidos y jamás seremos vencidos.