No piensan en nosotros: Amelia

Ixtlán del Río.- Amelia Soto, de 67 años, fue una de las primeras personas que acudió a las urnas durante la jornada electoral de ayer domingo.
Desde las 7:50 de la mañana salió de su vivienda en compañía de uno de sus hijos. A pesar de su anticipación, ya se encontraban por lo menos diez personas en una fila de la casilla ubicada por la calle Otilio Montaño de la colonia El Chaleco.

Los representantes de los distintos partidos a esa hora revisan cada boleta que se entregaría a los electores, lo cual les llevó un buen rato, situación que originó el crecimiento de la fila y el cansancio de Amelia.

“Uno viene porque se quiere ir rápido, no aguanto estar parada mucho rato y me empiezan a doler los pies”, comentó molesta la mujer.

No fueron pocos los que se encontraban sin poder avanzar en la fila de casi veinte metros, por lo que la mujer solicitó una silla de ruedas a uno de sus familiares.

Durante la apertura de la casilla la mujer no era la única persona con problemas físicos, pues hombres con muletas y hasta con discapacidad tuvieron que hacer la misma fila durante el tiempo de espera.

“De perdido que nos dejen pasar para salir rápido, no piensan en nosotros”, comentó Doña Amelia.

El Instituto Electoral en el Estado no montó casillas especiales para personas con discapacidad durante los comicios, situación que causó que personas como Amelia esperaran en filas regulares sin ninguna preferencia.

“¿Pues qué hacemos?, ya estamos aquí y ni modo de irnos… se siente feo que ni los otros te den el pase”, dijo la mujer al salir de votar.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario