No oculta sus preferencias sexuales

Ahuacatlán//Redacción
Manuel “N” nació hace poco menos de 28 años, en el estado de Jalisco, pero cuando cumplió los siete sus padres se establecieron en una vetusta finca del Barrio de El Salto en la cabecera municipal de Ahuacatlán…

El tercero de una familia integrada por cinco hermanos, Manuel dice estar totalmente convencido de que fue por culpa de él lo que orilló a sus padres a mudar de residencia. ¿La razón?;, simple: Sus tendencia feminoides…

Y en efecto, Manuel no ha ocultado sus preferencias sexuales. Simple y sencillamente no le atraen las mujeres; y en cambio siente una profunda seducción por los hombres, es decir, por personas de su mismo sexo.

Supone que sus padres tomaron esta determinación simplemente por vergüenza; es decir, para no ser blanco de las burlas, de los señalamientos y de las críticas de sus coterráneos, allá en Jalisco.

De complexión delgada él, extrovertido en exageración, Manuel confiesa que sus tendencias no han desparecido; “al contrario —dice—, cada vez siento más atracción por
los hombres, ¡Están re chulos!”, dice divertido.

No obstante, a Manuel le disgusta que le digan “joto”, por considerar que es una palabra que casi siempre se pronuncia como una especie de burla o de rechazo; en cambio, acepta que le digan “gay”, por ser una palabra más decente.

Con todo y ello, Manuel asegura que trabaja como cualquier “hombre”; e incluso muestras sus callosas manos como para ratificar su aseveración. Y así mismo señala que puede pelear con cualquiera. “Qué me busquen… y me encuentran; porque para eso ¡soy una méndiga”, recalca.

Con todo y ello, Manuel dice vivir muy feliz, en compañía de su madre, ya que su padre se fue a radicar a los Estados Unidos… “Soy gay a toda honra, y al que no le guste que nomás me diga”, subraya desafiante.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario