No lo Olvides

Francisco Javier Nieves Aguilar

El pasado jueves acudí – después de no sé cuánto tiempo- a la Cruz Roja de Ixtlán para ver las novedades del día, pero a veces suelo conversar con mis amigos los socorristas, a quienes les reitero mi aprecio por esa gran labor humanitaria…

En esta plática, Rita y Alba me explicaron la diferencia que existe entre un socorrista y un paramédico, e igualmente me ilustraron los niveles de quienes se ostentan como Técnicos en Urgencias Médicas –TUM-.

Me despedí de ellos no sin antes convenir en una fecha para una nueva excursión al Volcán El Ceboruco, pero en el trayecto me puse a reflexionar qué material se ocupa para un botiquín de primeros auxilios: Alcohol, gasas, material de curación, agua oxigenada, analgésicos, y en fin.

De pronto se me vino la idea: Creo que todos necesitamos un botiquín de emergencia, más importante aún que lo que acabo de mencionar.

Este debe contener algo más sencillo aún: Palillo, liga, curita, lápiz, borrador, chicle, un chocolate kiss y una bolsa de te instantáneo.

¿Para qué?, veamos:
Palillo para acordarte de “escarbar” en los demás todas las cualidades que tienen.

Liga para acordarte de ser flexible, ya que las cosas y las personas no siempre son de la manera como tú quieres que lo sean.

Curita para ayudarte a curar aquellos sentimientos heridos, ya sean tuyos o de los demás.

Lápiz para que anotes diariamente todas tus bendiciones.

Borrador para acordarte que todos cometemos errores y no pasa nada.

Chicle para acordarte de “pegarte” a todo aquello que puedes sacar adelante con tu esfuerzo.

Un chocolate Kiss para que te acuerdes que todo mundo necesita un beso o un abrazo diariamente.

Y finalmente la bolsa de te: ¿Para qué? Para tomarte un tiempo, relajarte y hacer una lista de todo lo que tienes y tus bendiciones diarias.

Todos nosotros, estamos invitados a llevar con nosotros también un botiquín de primeros auxilios, para ayudar a todos los enfermos que encontramos en nuestro camino… No lo dejes nunca en tu casa. Llévalo contigo siempre, pues en nuestras relaciones humanas, siempre encontraremos a muchos hermanos que necesitan de nuestro auxilio, y qué mejor, que estemos preparados.

Este botiquín sirve para nuestras relaciones personales. No lo olvides. Solo cuando estamos capacitados para el amor, para relaciones humanas basadas en la caridad, podremos también nosotros vivir felizmente, sin dolencias y enfermedades.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario