LA VÍCTIMA ETERNA

Sergio Rodríguez Bonilla

Es imprescindible identificar a este tipo de personas que rodean nuestro entorno y parecen ser las victimas siempre, en cualquier situación o contexto.

Las víctimas, como su nombre resalta, son personas que han vivenciado una situación en la que han salido afectadas psicológica, emocional, verbal o físicamente, entre otros modos de maltrato. Esto es sumamente comprensible, pero ¿qué hay con aquellas personas que constantemente se culpabilizan por todo y tienden a recaer en un juego de lástima y compasión para ser vulnerables a cada instante?, amedrentar a otros con un juego de niños, la manipulación de la víctima eterna. En algún momento de nuestras vidas observamos a esta clase de personas, por favor tómate un tiempo para observar las características más resaltantes de las víctimas eternas.

Antes de comenzar con la descripción de las víctimas eternas, tomemos en consideración porque nace o se crea este rasgo de la personalidad, y se afianza hasta que puedan suponer que son personas tóxicas, y  asistan a un psicólogo o psiquiatra que los despierte de su mundo manipulador. ¿Qué necesitan las personas que han sido víctimas de abusos o acosos? Demandan atención, comprensión, apoyo, ayuda, entre otros. Con el paso del tiempo, es hora de volver a la realidad y continuar con tu vida bien sea bajo tratamiento psicológico o no, pero ser víctima de por vida es simplemente obtener estos beneficios sin tener la responsabilidad de la culpa, victimización, o cualquier otra ilusión que dañe a otros por ser manipulados por estas personas.

El mensaje subliminal o multidireccional: en muchas ocasiones observamos esta clase de comunicación indirecta, como característica de las víctimas eternas, las mismas personas tienden a mandar mensajes distorsionados al viento para que el entorno los agarre y trate de entender qué es lo que desea para complacerlo. Ejemplo: “es increíble lo que uno tiene que pasar en esta casa, nadie limpia los gabinetes, sino lo hago yo nadie lo hará”, aquí tenemos un clásico ejemplo, el mensaje posee un contenido subliminal que enmarca lo siguiente: “deberían limpiar los gabinetes porque yo soy el único que lo hace”.

Personalización o culpa manipulada: es muy común que en convivencia con este rasgo de la personalidad tengamos un sentimiento fuerte de culpa, remordimiento, impotencia o frustración, significa que nosotros de por vida hemos de sentir mal por esa persona que siempre está triste, desconcertada o deprimida. No es algo sano para ninguna de las dos partes.

Nos hace sentir irresponsables o insensibles: los mensajes son directamente etiquetando a los demás, con el fin de comprender que el sí mismo es el centro del universo. Críticas y señalamientos son los defectos comunicacionales más notables como características de los victimizados, ejemplo: “esa persona no te conviene, esta gente no aprende, es que aquí los vecinos son un caso, etc.”

Favores cobrados: si no conocemos la palabra altruista, podríamos definirla como el arte de brindar ayuda sin pedir absolutamente nada a cambio. Este no es el caso, las personas victimizadas tienden a hacer favores y son muy dadivosos pero con un fin, sacar todo esto más adelante cuando se sientan menospreciados o aislados. Ejemplo: “está bien, entiendo que no me quieras llevar al cine, pero uno si puede prestarte el dinero para comprar el regalo de tu padre, pero bueno así son las cosas, ya uno sabe a qué atenerse”. También es importante notar que el sujeto del enunciado es neutro para no hacer pie de estar hablando de sí mismo “uno”.

En caso de encontrarse con una persona victimizada o víctima manipuladora, debemos entender que este rasgo fue incorporado en su personalidad y que sin ayuda psicológica no podrá caer en cuenta de lo que hace, ya que este comportamiento es inconsciente, podemos colaborar con el abordaje y con nosotros mismos, haciendo una lista de las cosas que se parecen a lo que mencione en este artículo, y a continuación explicar esto a la víctima eterna.

Sígueme en Facebook como:
Sergio Rodríguez Bonilla
Psicólogo/Psicoanalista
Citas al 2 12 51 18

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario