La práctica de hábitos higiénicos ayudan a prevenir hepatitis A, B y C: IMSS

**Especialista recomienda acudir con su médico para una oportuna y profesional atención
**Una forma de prevención de esta enfermedad es contar con el esquema de vacunación completo

Tepic//Ricardo Romero
El coordinador de Vigilancia Epidemiológica adscrito a la Delegación estatal del IMSS, Jesús Gómez Almaraz, informó que la hepatitis es una enfermedad viral causada por varios tipos de virus, por ello se clasifica con las letras A, B, C, D y E. Aunque las más frecuentes son la A, B y C, el contagio o mecanismo de transmisión en cada caso es muy diferente.

El especialista en epidemiología explicó que la hepatitis A generalmente se presenta en la infancia y adolescencia. Este tipo de hepatitis se puede decir que es la más benigna, se origina por consumo de agua o alimentos contaminados con este virus, es decir, la persona que procesa o elabora los alimentos no se lava las manos al prepararlos.

“En la hepatitis B, su transmisión en un 90 por ciento es sexual o a través de una transfusión; así como la hepatitis C, cuya forma de contagio es por transfusiones sanguíneas o drogas inyectables, con manejo de armas punzocortantes; estas dos enfermedades se detectan en personas adultas regularmente”, puntualizó Gómez Almaraz.

Advirtió que la hepatitis B tiene forma de prevenirse, es decir, existen vacunas que están inmersas en los esquemas gratuitos de vacunación del IMSS. En cambió, la hepatitis C no tiene vacuna que la prevenga, a quien la adquiera el médico especialista le recomendará un tratamiento para que en una etapa temprana se elimine este virus debidamente.

“Los síntomas que presentan las personas con hepatitis son: inflamación del hígado, puesto que es el órgano que procesa todos los alimentos, medicamentos y esto ocasiona que se incrementen las enzinas hepáticas, por lo que presentan afectaciones como náuseas, vómitos, dolor abdominal, entre otros”, señalo el médico.

Así mismo puede presentar color amarillo en la conjuntiva de los ojos, que es la parte blanca de los ojos, mejor conocida como ictericia. También se presentan cambios en las excretas, por ejemplo la orina se muestre más oscura, a lo que nosotros le llamamos coluria, así como al evacuar, el excremento se muestre más claro de su aspecto normal.

Adicionalmente, junto con el tratamiento médico, para restablecerse de la hepatitis A se recomienda absoluto reposo, tratar de no asolear a las personas, no hacer actividades bruscas, ingerir alimentos sin grasa; en el caso del resto de las hepatitis es la misma indicación, no ingerir alimentos que inflamen al hígado, se debe llevar dieta estricta y se agrega el tratamiento farmacológico.

Finalmente, el coordinador médico alertó que en caso que no se atienda una hepatitis, el hígado puede sufrir una inflamación tan masiva, que se puede convertir en una hepatitis fulminante e incluso puede ocasionar la muerte del menor; “en las B y C, generalmente pasa desapercibida y las captamos cuando son crónicas, se realiza un ultrasonido para ver la composición del hígado, si está dañado puede presentar cirrosis, llegar al cáncer y hasta puede necesitar un trasplante de hígado”.

 

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario