Entrega DIF 300 lentes especiales

**Es la 2ª entrega del programa “Para ver mejor la transformación, bienestar para todos”

Bahía de Banderas//Samuel Flores
El DIF municipal, que enabeza la señora Monserratt Peña de Gómez, en Bahía de Banderas realizó la entrega de 300 lentes especiales a personas con problemas en la vista; es parte de la segunda entrega del programa denominado “Para ver mejor la transformación, beneficio para todos”.

Al acto de entrega simbólica, realizado en el patio de DIF, asistió el presidente municipal José Gómez Pérez, el oftalmólogo Ricardo Guerra González, Daniela, coordinadora de área social, y la directora del DIF, Thare Liquidano Cortez.

Ricardo Guerra dio a conocer que los lentes tienen la graduación de acuerdo al estudio que se le realizó a cada solicitante, precisó que son lentes especiales, algunos muy caros en las ópticas, sin embargo, gracias al programa de DIF, familias que no podían adquirir sus lentes hoy podrán ver mejor.

Por su parte, la señora Monserratt dejó en claro que gracias al respaldo que brinda el gobierno municipal se logran programas importantes, como es el que una persona pueda ver, ayudar a integrar familias y generar desarrollo social, lo que termina beneficiando a todos.

Por su parte, José Gómez reiteró su compromiso de seguir trabajando de la mano de DIF, y resaltó que su gobierno ha realizado obras de construcción de plazas, parques recreativos, calles, puentes, pero las obras más importantes son las sociales, como la entrega de lentes que le cambian la vida a una persona y fortalecen su desarrollo.

Mencionó que el DIF con Monserratt siempre tendrá las puertas abiertas, porque es ahí donde se vela por la integración y desarrollo sano de las familias, que son las más importantes en un municipio, y eso ha llevado a la determinación de seguir trabajando con esfuerzo y dedicación hasta el último día del mandato.

Por su parte, una de las beneficiadas sollozando agradeció a nombre de los 300 asistentes el apoyo de lentes, dejando en claro que muchos no podían adquirirlos porque en la familias algunas necesitan más de dos personas y esta entrega hoy les permitirá valerse por sí mismas y hacer actividades que antes no podían o realizaban con muchas dificultades.

Finalmente, el pequeño Noé Francisco Cibrián, de cinco años de edad, al ponerle sus lentes exclamó sorprendido que con estos lentes sí se ve y muy bien, arrancando con sus palabras júbilo y ovaciones en los asistentes, que finalmente se retiraron contentos y agradecidos por la acción del programa.

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario