Emotiva despedida a Héctor Ramón “El Chino” Aguayo Batista

**Por varios años el “Maistro Chino” fue parte del equipo de Express y muy querido por nuestro extinto director general Edgar Rafael Arellano Ontiveros, por lo que a través de este espacio manifestamos nuestro sentido pésame y solidaridad a sus deudos por el fallecimiento de su ser tan querido

Compostela//Antonio Siordia (Donkey)
Acompañado por amigos, familiares y con música de banda, fue despedido Héctor Ramón Aguayo Batista “El Maistro Chino”, quien la tarde de este viernes pasado recibió cristiana sepultura en el panteón municipal de la colonia Aviación de esta ciudad.

Aguayo Batista, quien desempeñó el oficio de mecánico por más de 40 años y muy conocido en la región por su don de gente, falleció la madrugada del jueves 3 de agosto en un nosocomio de la ciudad de Tepic, a consecuencia de un mal añejo, acontecimiento que dejó un inmenso dolor y tristeza a su familia, sobre todo a su esposa Esperanza e hijos.

Cabe señalar que por varios años “El Maistro Chino” fue parte del equipo de Express y muy querido por nuestro extinto director general Edgar Rafael Arellano Ontiveros, por lo que a través de este espacio manifestamos nuestro sentido pésame y solidaridad a sus deudos por el fallecimiento de su ser tan querido Héctor Ramón.

Originario y vecino de Compostela, “El Maistro Chino” perdió la batalla contra la muerte cuando apenas frisaba los 58 años de edad y su cuerpo fue velado en su domicilio de la calle Magnolia número 51 de la colonia del Bosques, donde acudieron sus amigos, familiares y gente a la que siempre brindó sus servicios para reafirmarle su cariño y decirle que lo van extrañar.

De esta manera, siendo las 15:30 horas del viernes pasado, sus restos fueron trasladados de este lugar hasta la Iglesia del Señor de la Misericordia, donde se realizó una misa de cuerpo presente en su honor, oficiada por el párroco Agustín Ibarría Parra, quien junto con los presentes elevó una oración al Todopoderoso y pidió por el eterno descanso de Héctor Ramón Aguayo Batista.

Posteriormente, el cortejo fúnebre, acompañado por una Banda Musical hasta el Panteón Municipal, donde amigos y familiares, hermanos, hijos y su esposa le dieron el último adiós en medio de tristeza y un hondo pesar.

Cabe mencionar que tras recibir cristiana sepultura, a petición de sus deudos los integrantes de la banda musical amenizaron el sepelio con canciones que gustaban al hoy extinto Héctor Ramón Aguayo, como Norma la de Guadalajara, Perfume de Gardenia de la Sonora Santanera.

Seguramente que desde allá, donde se encuentra nuestro querido amigo, seguirá ejerciendo el oficio que tanto le gustó en vida, pues echará mecánica a los trineos de San Pedro y de los Arcángeles del cielo, pero ahora con la herramienta de su sangre y lo hará bien, porque su conocimiento era extenso y lo transmitió a su hijo Héctor Iván.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario