CONJETURAS: EL SIAPA COLAPSADO

Francisco Cruz Angulo

El director del Sistema Integral de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA-Tepic), Luis Javier González Olvera, se queja que la morosidad en los pagos del servicio del agua potable en esta capital es por el orden de 250 millones de pesos y que se incrementará en el curso de este año, por lo que considera no habrá los recursos suficientes para rehabilitar la red de agua potable y así ofrecer a los usuarios un buen servicio.

Este grave problema será otro de los primeros dolores de cabeza que enfrentará el alcalde de Tepic, maestro Francisco Javier Castellón Fonseca, una vez que tome posesión del cargo en el próximo mes de septiembre.

Los servicios del agua potable y alcantarillado se vienen deteriorando desde cuando Ney González fue presidente municipal.

Los gobiernos municipales priístas utilizaron este servicio con propósitos político-electorales con el señuelo de la condonación del 100% del pago a los adultos mayores. Una gran cantidad de personas de la clase media y alta de la sociedad se aprovecharon de este programa que supuestamente debería favorecer a los adultos mayores en estado de pobreza.

Agreguemos a lo anterior el crecimiento desordenado de la ciudad con el surgimiento de nuevas colonias populares y fraccionamientos privados.

Al no planificarse el crecimiento urbano de la ciudad y a la par no invertir en la renovación de la infraestructura de los pozos y tuberías de la distribución del agua potable terminó por colapsarse el sistema de este vital líquido.

Este problema de escasez del agua potable se viene exacerbando a partir de la administración de Héctor González Curiel “El torito” y hoy en día con la actual administración panista.

Según estos cálculos de líderes sociales, la irregularidad en el servicio del agua a los tepicenses alcanza al 85% de la población.

Es precisamente esta situación lo que genera el círculo vicioso, esto es, “no pago porque no me cumplen mi exigencia de un buen abastecimiento de agua potable”.

Por su parte, los ejecutivos del SIAPA eluden su responsabilidad argumentando que si no paga el usuario entonces con qué recursos rehabilitarán el susodicho servicio. Es un cuento de nunca acabar.

El próximo alcalde de Tepic debe tomar el toro por los cuernos.

Para empezar, el SIAPA Tepic debe rediseñarse como un órgano operador autorentable y eficaz. ¿Por qué no emular a otros sistemas operadores del agua potable de otras grandes capitales del país en las cuales existe una coparticipación con la iniciativa privada?

Esta idea seguramente provocará malestar en algunos sectores de la población sobre todo entre la militancia de izquierda que todavía creen que el Estado debe de resolver toda la problemática social porque consideran que la iniciativa privada no debe hacer negocios con el sector social. A grandes males audaces remedios.

¿Qué es mejor tener un servicio subsidiado pero malo? Miles de familias pobres se quejan a diario que a falta del abastecimiento de agua por el SIAPA tienen que pagar caro el agua que compran a pipas privadas.

Los usuarios que tienen dinero disponen de grandes aljibes y pueden pagar cuantas pipas necesitan, incluso algunos hacen buen negocio con la venta del agua; pero los pobres a diario tienen que lidiar con problemas de higiene y salud por la falta de ese vital líquido.

Si la inversión privada en coparticipación y regulada por el SIAPA garantiza un eficiente servicio de vital importancia para los tepicenses, ¿por qué no concretar esta ruta? Así el que consuma más agua que pague más. Para eso están las nuevas tecnologías del control de consumo y de su correspondiente pago…

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario