Con su arte, el maestro Ramón Castellón fortalece el acervo cultural de Compostela

**Castellón Valera, quien plasmó sus primeros murales en 1985 en la escuela secundaria Raúl Ernesto Delgado Barrios, continúa con su obra pictórica, la que dedica a la música, las mariposas y los árboles a la orilla del mar, cuyos murales llenos de colorido se suman a otros 11 más que en el 2015 entregó a dicho plantel

Compostela//Antonio Siordia (Donkey)
Reza un viejo apotegma que el hombre es como el árbol, porque al hombre se le reconoce por sus hechos y al árbol por su fruto, y en él podemos describir la figura del maestro Ramón Castellón Valera, quien además de ejercer por más de 30 años su profesión docente, abrazó con pasión su gusto por el arte de la pintura, en cuya actividad logró sobresalir por sus grandes obras que hoy enriquecen el acervo cultural de Compostela.

Su amor por la naturaleza y por la música fue su inspiración para la creación de sus 3 nuevos murales, ubicados en el interior de la “Finca España” de su familia y un cuadro pintado en acrílico en lienzo de manta de 2.70 metros por 1.50 denominado “La Torre Eiffel”.

En cuanto a esta última obra, el pintor Ramón Castellón dijo que la realizó por el gran interés que siempre ha tenido por este monumento de más de 300 metros de altura, situado en París al extremo del Campo de Marte a la orilla del río Sena y símbolo de Francia, cuya pintura desde este sábado pasado embellece la sala de la casa de su familia.

Posteriormente, nos trasladamos a la Finca España, ubicada en la colonia “Molino del Castillo, situada al poniente de esta ciudad, donde el maestro Castellón nos presentó sus nuevos murales que se encuentran plasmados en este lugar, el primero de ellos denominado “Vuelos y Danzas de Flores” hecho con una técnica en relieve y una mezcla especial que le da volumen para que dé la impresión de tercera dimensión.

¿Por qué Danzas de Flores, maestro Castellón?
Son mariposas que para mí son como flores vivientes—sostuvo el pintor– son seres inofensivos, hermosos, nobles, tranquilos que van de un lugar a otro y que además de alimentarse de las flores, sirven de ornato en las praderas, jardines y en los bosques, por eso me cautivaron para hacerles este mural.

Con relación al segundo mural, explicó que también tiene estilo en relieve y da un aspecto roñoso como son los árboles de cáscara áspera, con ramas sin hojas y con nidos de aves e iguanas situados cerca de las rocas a la orilla del mar.

Este paisaje -agregó— me inspiró durante el tiempo que estuve ejerciendo mi labor docente en comunidades costeras de Bahía de Banderas y se quedaron grabadas en la mente estas imágenes, el mar, su arena y su fauna marina, por eso su nombre “Los árboles que no dan flores, dan nidos”, basado en un libro que leí hace mucho y lleva este mismo título.

Al interior de esta Finca que sirve como lugar de esparcimiento y de reuniones para la familia Castellón, se encuentra también un mural denominado “La Música, el Arte que hace Vibrar nuestras Almas”, de 6 metros de largo por 2.30 de altura, donde el pintor no solo plasma los diversos instrumentos que han dado vida a la música desde nuestros antepasados, sino también destaca los nombres de los grandes intérpretes de la música en sus diversos géneros.

Con estas 3 obras suman ya un total de 14 exposiciones pictóricas que fortalecen el acervo cultural de Compostela, pues basta recordar que en el 2015 Castellón Valera hizo entrega de 7 murales y 3 más que fueron retocados a la escuela secundaria federal Raúl Ernesto Delgado Barrios, cuya obra está integrada por 11 murales que forman parte del Álbum denominados Páginas de Historia sobre Muros, donde el artista hace alusión a la educación, al arte y la cultura que se desarrolló durante la época primitiva, donde el hombre plasmaba su conocimiento y su arte en rocas y cuevas, y que para ellos era parte de los ritos que efectuaban antes de salir a cacería.

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario