¿Cómo proteger a tu familia estás vacaciones?

Las vacaciones son divertidas y esta época es anhelada por la familia durante todo el año, pero no está exenta de peligros para los niños. Esto se debe a que, al tener más tiempo libre, los pequeños dan rienda suelta a su energía y pueden tornarse muy inquietos, haciendo más probable que ocurran accidentes.

A esto hay que añadir que los adultos también son proclives a sufrir accidentes durante las vacaciones y, por ello, se debe procurar la protección adecuada que brinde asistencia en esos casos, como lo es un seguro de accidentes.

¿Cómo tener unas vacaciones seguras?

Hay acciones que se pueden tomar para tener unas vacaciones más seguras. Las siguientes son algunos ejemplos:

Contratar un seguro

Contratar un seguro que incluya un servicio de ambulancia, debido a que al momento de un accidente se necesita atención médica urgente. Las mejores compañías de seguros incluyen servicios de asistencia como ese.

Otro aspecto que hay que tomar en cuenta en un seguro de accidentes es que incluya asistencia telefónica, ya que muchos casos se pueden resolver con la debida orientación.

Un seguro de hospitalización para toda la familia ofrece muchas ventajas a la hora de una necesidad de salud, sea durante las vacaciones o no, ya que estos tienen vigencia anual.

Es importante elegir una buena compañía de seguros, con solidez y prestigio, que además ofrezca productos integrales con todo lo necesario para unas vacaciones seguras.

Investiga el destino

Cada ciudad es diferente y tiene diferentes niveles de seguridad. Es importante averiguar de antemano las estadísticas de seguridad del lugar donde se van a pasar las vacaciones.

Algunos aspectos son importantes de tener en cuenta para medir los niveles de seguridad de un lugar, como por ejemplo la geografía de la zona, comportamiento ciudadano, si hay dispositivos de seguridad efectivos y patrullaje policial o si son comunes los accidentes. Todo eso puede servir para tomar precauciones, obviar algunas actividades o evitar visitar algunos lugares.

Los seguros contra accidentes y los seguros de viajes son una alternativa que se debe tomar en serio y considerar a la hora de salir de casa.

No olvides tu medicación

Es común que al cambiar la rutina cotidiana, las personas olviden tomar la medicación habitual. Es por eso que una previsión inteligente es establecer recordatorios para evitar esos olvidos.

Las enfermedades crónicas como la hipertensión, diabetes, asma y muchas más pueden agravarse si se interrumpe la medicación, es por eso que al estar de vacaciones es importante contar con un seguro de hospitalización.

Una crisis de salud puede hacer que las vacaciones se arruinen, pero con la atención adecuada, el viajero se puede restablecer y continuar con la diversión.

Lleva un botiquín de primeros auxilios

Aunque lo más importante es la atención médica, en algunos casos los primeros auxilios pueden ser de mucha ayuda.

Siempre que se viaje se deben llevar antiséptico, banditas, vendas, estropajos, analgésicos de venta libre, compresas para enfriar, pomadas para los golpes, bebidas hidratantes, pinzas, goteros, pera de succión y cualquier otro que recomiende el médico.

Todos estos elementos se deben mantener juntos, en un bolso o caja apropiados y etiquetados con las palabras “primeros auxilios” y una cruz roja, para que cualquiera pueda identificarlos.

Contactos de emergencia

Es muy importante llevar la información apropiada para casos de emergencia. Los números telefónicos de los organismos de seguridad, los hospitales, centros de emergencia, rescatistas, etcétera, deben estar anotados y guardados en el móvil.

La información del seguro de hospitalización, de accidentes o de viajes que se tenga contratado debe estar a disposición todo el tiempo. Se deben tener agendados los números de contacto de atención al asegurado y tenerlos apuntados también.

Cuidado con lo que se ingiere

Una de las diversiones más deseadas de los viajes es probar la gastronomía de la zona. Sin embargo, es necesario que se investigue de antemano cuáles son las prácticas para la preparación de los alimentos y la calidad del agua, de manera de tomar previsiones.

Muchas de las emergencias médicas que ocurren en los viajes se deben a intoxicaciones alimentarias, por eso un seguro que cubra emergencias médicas es muy importante.

Con todas estas recomendaciones, se pueden tener unas vacaciones mucho más seguras y regresar al hogar con hermosos recuerdos y anécdotas agradables.