Clave Secreta – Comisiones Minucipales

Las Comisiones Municipales de Derechos Humanos son figura decorativa dentro de la infraestructura de los ayuntamientos, ya que no cuentan con el respaldo constitucional que las faculte para tener un adecuado funcionamiento… Su operación se reduce a la difusión de lo que son los derechos humanos, pero no pueden ser receptoras de quejas y mucho menos proceder con observaciones y sanciones ante hechos atentatorios contra los derechos de quienes son afectados por la actuación de un funcionario municipal… Pueden dar a conocer los asuntos que reciban a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, cuando se trata de quejas ciudadanas contra funcionarios estatales, o hacer los reportes correspondientes ante las contralorías municipales, cuando se trata de elementos que prestan sus servicios a la comuna… Los sueldos que percibe su personal son muy bajos, y con quienes trabajan para ellos no se tiene nunca la garantía de tener respuestas por las demandas que se presentan… Ante esta situación, toda la obligación recae en la Comisión Estatal, que es la que trabaja con un plan operativo anual, mismo que tiene que ser respaldado por programas que implemente el Gobierno del Estado… Sin embargo, es evidente que falta mucho por hacer en esta materia, y es factible señalar que han surgido varias propuestas para que el tema de los derechos humanos sea prioridad en el desarrollo de cualquier sociedad… Hay quienes, por ejemplo, han propuesta que en los Comités de Acción Ciudadana se abra una cartera que atienda este rubro, para que desde el corazón de las colonias los habitantes de las mismas generen condiciones de actuar en contra de cualquier abuso… Pero la propuesta no ha prosperado porque a través de los años se ha visto que al frente de los CAC quedan personas afines a la fuerza política que está en el gobierno, y esto francamente representa un riesgo que los verdaderos defensores de los derechos humanos no pueden correr… Se advierte, que una cartera de este tipo en los CAC podría convertirse en un ring para los pleitos rancheros, donde los vecinos que no comulguen con los intereses de los organismos auxiliares de los ayuntamientos, podrían ser sujetos de un linchamiento que los lleve al aislamiento… Seguramente la propuesta no prosperará, pero lo que sí ha funcionado son los módulos itinerantes de la CEDH, que surgen precisamente ante la necesidad de dar en los municipios la cobertura que no pueden dar las comisiones municipales… En un tiempo se pensó en los visitadores regionales como una forma de captar quejas, pero la medida resultaba muy costosa, y por ello mejor se decidió a favor de los módulos itinerantes, que son hasta ahora la mejor estrategia para tener una mejor vigilancia a lo largo y ancho del estado… Secreto a voces: Dicen que no es lo mismo los derechos humanos, que los humanos derechos.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario