Centro Vitizan en Tijuana Una alternativa de salud

**Atendido por Leonel Gradillo, fisioterapeuta, alphabiotista, biomagneta

Tepic//Mary Avellán
Con una diversidad de estudios que dan soporte a su profesión, el Dr. Isaac Gioz Durán, del Centro de Investigación de Biomagnetismo Médico, S.C., estudia, detecta, clasifica, mide y corrige las alteraciones del pH de los seres vivos, regulando y corrigiendo las patologías infecciosas, así como eliminando en tiempo breve virus y bacterias.

Por su parte, la Asociación de Alphabiotistas de México, A.C., a través de un proceso de alineación y unificación Alphabiótica, sincroniza las ondas cerebrales Alpha, Beta Theta y Delta para devolver la unificación hemisférica cerebral y el balance al cuerpo, alineando el cuerpo y equilibrando la mente y colocándonos en el estado Homeostático (poder natural de sanación).

En la actualidad, se padece un sin fin de enfermedades que son desencadenadas por el estrés de la vida diaria, la presión del trabajo y las exigencias de la vida que tenemos continuamente; por eso vivimos tensionados de muchas cosas y caemos en estados de depresión, ansiedad y coraje interno, al grado de postrarnos en cama por dolores de cabeza, espalda, estómago, entre otros, y una buena opción es la terapia alphabiótica, ¿

¿QUÉ ES EL ALPHABIOTISMO?
El Alphabiotismo va mucho más allá de un ajuste músculo-esquelético, es un proceso único en su género que restablece el balance físico, mental y espiritual de las personas, gracias a que equilibra y armoniza los hemisferios cerebrales.

La terapia alphabiótica libera los bloqueos y cortocircuitos producidos por el estrés en las personas, coadyuvando a sanar sus enfermedades y dolores músculo-esqueléticos, propiciando también bienestar emocional, es decir, obtener una salud integral, asegura Leonel Gradillo, especialista en esta técnica médica alternativa del Centro Vitasan, en Tijuana, B.C.

El fisioterapeuta comentó que la alienación alphabiótica es un proceso manual suave, rápido y seguro. Se aplica en un movimiento a nivel de la facia mastoidea en el cráneo, unificando instantáneamente los hemisferios cerebrales, balancea las energías dentro del sistema nervioso y muscular, por lo que libera el estrés acumulado en la mente-cuerpo.

Los desajustes vertebrales afectan toda la estructura anatómica, apuntó, lo que propicia malestares o padecimientos tales como: dolor de cuello, hombros, brazos, manos, espalda, cintura, piernas, pies, lumbalgias y ciática.

Al estar desnivelado, con una cadera más alta o con un pie más corto, es un indicador de la pérdida de balance, y así el cuerpo no puede funcionar en armonía, anotó.

La terapia alphabiótica libera e incrementa la energía vital, refirió, que en la mayoría de los casos está bloqueada, interrumpida por excesos de estrés, vértebras y discos desalineados.

En este estado de alineación se obtiene el funcionamiento óptimo en todos los niveles: físico, mental, emocional y espiritual, situándole en un estado favorable para sanar por sí mismo, abundó el terapeuta y director de Centro Vitasan.

Mencionó que cuando la alineación se mantiene, la revitalización ocurre en todos los niveles del ser, por lo que la persona experimenta condiciones de armonía que no ha tenido presentes por meses o años, debido al estrés y desajustes músculo-esqueléticos.

“Cuando nos encontramos en balance físicamente, nuestros órganos, vísceras y sistemas entran en armonía. La energía y fuerza vital se expresan plenamente sin interrupciones.

“El cerebro,  la médula espinal, y el sistema nervioso, controlan, regulan y coordinan todas las actividades fisiológicas del cuerpo humano. Se provee el impulso primario de vida, que es la energía.

“Nuestros pensamientos y creencias son energía, y ésta a su vez es conciencia, la cual es inteligente. Existe una conciencia inminente en el universo y una inteligencia innata en cada uno de nosotros. Nuestras capacidades se retroalimentan de esta Energía llamada Vida”, expresó el terapeuta.

A través del proceso de alineación, reconexión y unificación, se conectan los aspectos materiales e inmateriales del organismo. Se restablece la alineación natural y la integración entre cerebro, mente y presencia inteligente del ser.

Para prevenir y hacer frente al estrés resulta necesario identificar y conocer cómo se manifiesta. Una vez establecido como síndrome puede ser diagnosticado como cualquier otra afección, los signos y síntomas que pueden ser suaves, moderados o severos, en cuatro grupos.

En primer lugar, entre los físicos se encuentran: ritmo cardiaco acelerado y presión sanguínea elevada, náuseas y vómitos, dolor en el pecho y dificultad para respirar, desmayo, vértigo y temblor, transpiración aumentada y dolores de cabeza, contracciones musculares, sed, debilidad y fatiga, rechinamiento de dientes, dificultades visuales y auditivas y quejas no específicas de problemas en el organismo.

De acuerdo al Dr. Virgil Benson Chrane, director de Alphabiotics International, en su libro Empower Yourself, todo lo anterior sucede cuando se maneja una  dominancia hemisférica con una marcada tendencia a la racionalización, misma que tiene su función en el hemisferio izquierdo, así como en las ondas cerebrales Beta.

Nos centramos en nuestro hemisferio dominante y nos desplazamos a un nivel funcional cerebral bajo. Es importante estar conscientes  que existe una relación invertida entre los dos hemisferios y nuestro cuerpo. Por consiguiente, el hemisferio derecho se encarga de coordinar el movimiento de la parte izquierda de nuestro cuerpo, y el hemisferio izquierdo coordina la parte derecha.

En el área del pensamiento, diversas investigaciones han demostrado que las personas en las que su hemisferio dominante es el derecho estudian, piensan, recuerdan y aprenden en imágenes, como si se tratara de una película sin sonido. Son muy creativas y tienen muy desarrollada la imaginación.

El hemisferio izquierdo es el dominante en la mayoría de los individuos, y tiene funciones como capacidad de análisis, capacidad de hacer razonamientos lógicos, abstracciones, resolver problemas numéricos, aprender información teórica, hacer deducciones, por citar algunas.

Todo pensamiento de racionalización que perdura más de 10 minutos en nuestro hemisferio cerebral  izquierdo, se convierte en preocupación y a la par produce  tensión del lado dominante (izquierdo) y debilidad del lado que controla (derecho).

Para consultas y más información llama a los teléfonos 634 1681y 634 1714 o escribe a leo@centrovitasan.com.mx o visita www.centrovitasan.com.mx
Puedes acudir a Centro Vitasan, ubicado en Av. Querétaro No. 2356, Col. Cacho
 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario