Tipos de financiación existente para construir una vivienda

Financiación La Construcción De - Foto gratis en Pixabay

En la actualidad, existen muchos modelos de financiación para aquellas personas que han decidido construir su propia vivienda, pudiendo solicitar el crédito que corresponda, en base a las necesidades de cada uno y a las características que tendrá la propia casa.

En muchas ocasiones, aunque se quiera tener una casa nueva, no se encuentra la ideal para la persona y sus familiares y, por este motivo, se empiezan a buscar otras alternativas, siendo la construcción una de las más habituales. Lo cierto es que crear la vivienda propia puede conllevar a un gran número de ventajas, teniendo en cuenta que se tiene la posibilidad de realizarla al gusto de cada uno, añadiéndole todas las comodidades que se necesiten.

Hay que saber que este formato puede llegar a ser algo costoso, de ahí que sea muy importante saber qué tipo de creditos para casa existen en la actualidad y en qué situaciones hay que plantearse pedir uno.

¿En qué consisten estos préstamos?

Por norma general, los créditos destinados a la construcción de una vivienda suelen tener intereses más altos, teniendo en cuenta que son habitualmente a corto plazo. En cualquier caso, en muchas ocasiones es necesario pedir uno, aunque la cantidad final dependerá del tipo de gasto que se quiera cubrir.

En este sentido, por norma general la financiación se necesita para hacer frente a los gastos relacionados con el terreno, los materiales que se van a utilizar, los permisos que se necesitan para llevar a cabo el trabajo y, por supuesto, para pagar la mano de obra.

De igual modo, también es frecuente solicitar este tipo de préstamos para elaborar los planes de construcción, añadir las tarifas que correspondan a cada tarea y los costes de cierre, entre otras cosas.

No hay que olvidar que, lo habitual es que, en el caso de realizar una obra propia, los creditos para construccion terminen por ser muy necesarios, ya que normalmente hay que ir realizando pagos a medida que avanza la obra y, en la mayoría de ocasiones, no se cuenta con la cantidad de dinero suficiente para ello.

¿Por qué motivos se suelen pedir estos préstamos?

Como es evidente, el principal motivo por el que se solicitan estos créditos es porque se va a llevar a cabo una obra de grandes dimensiones, debido a que se quiere construir una vivienda a gusto propio. No obstante, existen momentos en los que los usuarios también deciden realizar esta solicitud, sobre todo cuando se va a realizar una modificación en algunos aspectos. De hecho, es frecuente remodelar la vivienda para añadirle características concretas o incluso ampliarla si se quiere tener más terreno.

¿Qué tipos de créditos para este fin hay?

Como ya se ha mencionado, la solicitud de un tipo de préstamo u otro dependerá de cómo va a ser la vivienda y las necesidades que tienen los usuarios. A continuación, se detallan los formatos de créditos para construcción más comunes.

Solo para construcción

Son créditos que se reciben rápidamente para hacer frente a los gastos de la construcción. Cuando se ha obtenido, el usuario está obligado a abonar los costos de cierre y además, debe liquidar el préstamo una vez que termine la obra. Son los créditos más utilizados por las personas que cuentan con un fondo de ahorro importante.

Para construcción con préstamo permanente

En este caso, el crédito pasa a ser una hipoteca permanente una vez que finaliza la obra completa. Se trata de un préstamo común entre aquellas personas que tienen bien definido su plan de construcción.

Para renovaciones

Aquí el préstamo se centra en las renovaciones que se pueden incluir en una vivienda, incluyéndose los gastos para esto en la propia hipoteca. Además, hay que decir que el coste total del crédito será el valor final que adquiera la vivienda una vez que hayan terminado las reformas. Es el método de financiación más común para las reformas integrales.

Para constructores

En esta ocasión, los créditos van destinados a las personas o empresas que se encargan de realizar la obra. Son préstamos menos habituales.

PermanentesMuy similares a las hipotecas, ya que se solicitan cuando finaliza la construcción.