TEPIC NO PUEDE SONREÍR SI FALTA EL AGUA POTABLE EN LOS DOMICILIOS

CON PRECAUCIÓN
Sergio Mejía Cano

De nueva cuenta se anuncia que decenas de colonias de la capital nayarita se quedaron sin el suministro de agua, esto de acuerdo a una nota en el portal de internet de NTV.COM.MX, firmada por Javier Carrillo, y ahora se le echa la culpa, según el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por supuestas fallas en el voltaje que afectaron los sistemas eléctricos de las bombas de los pozos abastecedores de este vital líquido.

Así que por lo que se ve y se siente, el problema de la falta de agua en Tepic, Nayarit, será por siempre y para siempre, porque cuando no es por adeudos, precisamente a la CFE por parte del municipio tepiqueño y el SIAPA, es como ahora se anuncia, por fallas en el voltaje y, desde luego, también porque dichos pozos son víctimas del vandalismo, que es otro de los pretextos y motivos que aducen y han dicho las autoridades municipales en turno.

Desde luego que estos problemas podrían tener solución. Como, por ejemplo, seguir el hilo para ver en dónde y desde cuándo comenzó a crecer la deuda del SIAPA con la CFE, a tal grado que se volvió prácticamente impagable esta deuda. Seguir el hilo, porque está documentado que la señora María Eugenia Jiménez Valenzuela, al momento de culminar su mandato como presidente municipal de Tepic, en el año 2002, en la entrega-recepción, entregó en ceros la deuda con el SIAPA y, desde luego, con la CFE, y de ese momento a la actualidad ya se le deben millones a la compañía eléctrica, este ha sido el principal pretexto de las siguientes administraciones municipales: que existe una deuda enorme del sistema que abastece de agua a la capital nayarita con la CFE y que ésta, a su vez, ha cortado la luz a los pozos haciendo que falte el agua en las colonias y hasta en el mismo centro de la ciudad, generando todo tipo de disgusto entre la ciudadanía que, por cierto, ahora ya comenzaron a hacer fila para pagar el agua por todo el próximo año y, paradójicamente, para después protestar porque pagaron por puro aire, porque la mayor parte del año falta el agua a cada rato.

Y esto, desde luego, que justifica claramente el enojo de la población que, al pagar el agua para todo un año y que buena parte de ese año no les llegue el agua a sus domicilios, pues obviamente que tiene que prender la mecha del disgusto; entonces, en este caso, también la CFE debería de atender este asunto en cuanto a las fallas en el voltaje, y esto se puede comprobar en los propios domicilios que, en ocasiones, sube y baja la intensidad de los focos que se tienen encendidos, y que haya veces que hasta los aparatos electrodomésticos se averían al recibir cargas de voltaje intermitentes; así que, de acuerdo al voltaje que hace funcionar las bombas de los pozos, es obvio que también se averíen cuando de pronto reciben un voltaje más alto del que tienen que recibir. Y en esto, la CFE debería de hacer algún tipo de concesión con la autoridad municipal en turno y también con el SIAPA, para llegar a un acuerdo económico por estas fallas de las que probablemente ni el municipio ni el SIAPA tengan nada que ver.

Y en cuanto a que los pozos, bombas y sistemas eléctricos de los mismos, supuestamente gente sin escrúpulos ejerce su vandalismo afectando el sistema, por lo que se interrumpe el bombeo y, desde luego, se suspende el flujo del agua, con las molestias y estragos que esto conlleva y de lo que la mayoría o en ocasiones todos los habitantes de Tepic han comprobado cotidianamente.

Entonces, si el vandalismo es frecuente en los pozos abastecedores de agua, y en pasadas administraciones se llegó a afirmar que estarían vigilados dichos pozos para evitar en lo posible que siguieran siendo dañados, ¿por qué no ponerles vigilancia constante todos los días? ¿Por qué si ya en anteriores ocasiones se ha dicho que se vigilarían los pozos, por qué ya no se siguió esta norma? Se entiende que las patrullas de la policía municipal tienen que andar patrullando; sin embargo, bien se podrían estacionar en esas instalaciones del SIAPA elementos de la policía del municipio, para que de una buena vez ya no se acerquen los vándalos a dañar no nada más las instalaciones, sino a gran parte de la población tepiqueña.

La falta de agua en muchas colonias de Tepic hace que la ciudadanía no sonría, pues al estar sin agua, Tepic no sonríe tampoco, y menos ahora en que se ha puesto mucho énfasis en el aseo personal debido a la pandemia, sobre todo el lavado de manos constante.

Sea pues. Vale.