Sacando ostión se puede sacar adelante a la familia

**Enseñar a trabajar a nuestros hijos es la mejor herencia que se les puede dejar

Bahía de Banderas//Samuel Flores
En Bahía de Banderas hay jóvenes que delinquen porque no hallan trabajo, sin embargo, esta no es una excusa para quienes saben trabajar, el mar puede dar de comer a todos, pero también se debe de cuidar, es como cualquier trabajo.

Para confirmar lo anterior, acudimos a Nuevo Vallarta por el acceso a la playa de Villas Varadero, donde a diario hay gente de todas las edades sacando ostión y otros pescando, ahí encontramos a don Salvador Contreras, un hombre de alrededor de 70 años.

Al lado tenía su bicicleta y bolso, en una de sus manos una lámina tipo cuchillo para despegar el ostión de las piedras y abrirlo; en la otra mano, un calcetín abierto en forma de guante, para que la concha no le corte el cuero de las manos, que está blandito por el agua.

Don Salvador dijo que lleva 30 años sacando ostiones, algunas veces en el malecón que está en Villas Varaderos, otras en La Cruz de Huanacaxtle y donde se pueda, el caso es sacar algo para alimentar a la familia.

Consideró que este año la producción fue similar a la de otros años, generando ocho meses de trabajo y cuatro de veda, tiempo que todos deben de respetar para que el Ostión se siga produciendo, agrega.

Resaltó que sacando ostión se puede sacar adelante a una familia, no con lujos, pero modestamente sí porque sale para comer; aunque también hay peligro al estar sacando el ostión, agregó.

Explicó que el peligro radica en que andan cerca de las piedras y una ola puede golpear a la persona, inclusive estrellarla hasta contra alguna piedra; es un trabajo como todos, hay riesgos, pero hay que tener precaución, comentó.

Sus hijos no todos han seguido sus pasos, solo uno acude pescar y no es frecuente, tiene otro trabajo y acude solo cuando está de descanso en su trabajo de hotelería. Actualmente el kilogramo de ostión (pulpa) tiene un costo de 300 pesos kilogramo.

Cuando está en la concha, su precio es de 70 pesos la docena, en su caso, dijo, no lo vende por kilo, sino en concha, o se hacen bolsitas de 50 pesos, para que se puedan vender por las calles.

Por fortuna, dijo, ya no tiene esa necesidad de andar buscando quién se lo compre, hay un cliente que le compra todo el que logre sacar. Lo bonito de pescar es todo y lo importante es saber trabajar, porque es la herencia para los hijos, puntualizó.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario