REITERA IMSS ACCIONES DE HIGIENE PARA PREVENIR ENFERMEDADES

**El correcto lavado de manos es una acción que contribuye a prevenir las enfermedades respiratorias, gastrointestinales, influenza y COVID-19

Tepic//Redacción
La Oficina de Representación Nayarit del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a través de distintos programas, lleva a cabo estrategias con el propósito de generar conciencia en la población sobre la importancia de mantener una buena higiene para prevenir enfermedades, principalmente en esta emergencia sanitaria por COVID-19.

“El correcto lavado de manos con agua y jabón es una práctica fundamental. En menos de un minuto, un lavado de manos eficiente puede contribuir de forma significativa a reducir el riesgo de enfermedades respiratorias, gastrointestinales, a romper el ciclo de transmisión de virus, como la influenza y el contagio por COVID-19”, informó el coordinador delegacional de Salud Pública, doctor Carlos Enrique Díaz Aguirre.

“Cuando lavamos nuestras manos después de usar el baño, al tener contacto con personas o superficies contaminadas, con ello eliminamos la mayor fuente de patógenos causantes de enfermedades”, indicó el también epidemiólogo.

Explicó que es importante usar la técnica de fricción-desinfección con preparados a base de alcohol al 70 por ciento, a falta de agua y jabón, incluso cuando las manos no estén visiblemente sucias.

Con relación a la prevención del contagio del coronavirus, el especialista recomendó, además del lavado de manos, guardar la sana distancia, uso cotidiano de cubrebocas, realizar la técnica de etiqueta al toser o estornudar, aseo e higiene personal, mantener un entorno limpio, evitar compartir artículos personales y apegarse a todas las medidas emitidas por las autoridades de salud.

Díaz Aguirre agregó que con las estrategias educativas se ha capacitado a 2 mil 144 derechohabientes en los temas de Higiene y Lavado de Manos, y a mil 597 trabajadores de diferentes categorías en unidades médicas.

Finalmente, el funcionario del IMSS reiteró que en todos los padecimientos se debe fortalecer la cultura de higiene de lavado de manos, como un mecanismo de barrera y con ello fortalecer los procesos de la calidad de la atención en beneficio de la población derechohabiente.