Qué es el coworking y cómo funciona

A los emprendedores y freelancers ya no les gusta trabajar desde casa, ahora prefieren buscar espacios compartidos para iniciar sus proyectos. La razón no tiene nada que ver sus capacidad economica, la idea es desarrollar networking y salir a dominar el mundo. Queretaro dejó con timidez la convención de la oficina tal como la conocimos, y paulatinamente se ha entregado a esta tendencia global.

¿Que son los espacios compartidos o coworking?

Coworking es una nueva manera de trabajar que permite a personas de diferentes profesiones compartir un mismo lugar de trabajo, en el que pueden desempeñar sus propias tareas pero también desarrollar proyectos conjuntos con sus compañeros de espacio. Esta es la filosofía que implica el coworking: el trabajo colaborativo y en grupo, la generación de proyectos comunes y el fomento de las sinergias entre los coworkers.

¿Cómo funciona el coworking?

El funcionamiento del coworking es muy sencillo. Todo empezó con un grupo de amigos que buscaban un espacio donde poder trabajar de los suyo, sin tener excesivos gastos y estando en contacto con gente de otros sectores afines que les permitieran acceder a nuevos proyectos profesionales.

Pues bien, lo que empezó siendo una necesidad que en sus primeros tiempos era creada y gestionada, con cierto desconocimiento, por un grupo de amigos, ha dado pie a mega estructuras gestionados por un equipo de profesionales o empresa, que ofrecen y trabajan de una manera profesional estos espacios.

De hecho, la figura del gestor es de gran importancia para la canalización de sinergias de los usuarios del espacio, la generación de un clima laboral de confianza y la creación del sentimiento de pertenencia a una comunidad.

Pero, ¿cómo funcionan los espacios de coworking para los usuarios? Estos espacios normalmente ofrecen sus instalaciones basándose en una tarificación que varía en función del uso que el trabajador quiera o pueda hacer. De este modo, un trabajador que quiera acceder a estos espacios debe conocer cuáles son sus necesidades y en función de eso y su presupuesto, podrá acceder a unos servicios o a otros. En los espacios de cotrabajo ofrecen desde espacios en lugares comunes por horas, por semanas, por meses o por un año.

Además del factor temporal, también se puede escoger tarifas por el espacio (en zona compartida, oficina individual o oficinas virtuales) o por prestaciones (escritorio fijo, cajonera, estantería, etc.) Normalmente, estos espacios suelen contar con zonas de uso común destinadas al ocio, como cocinas donde preparar el menú del día, comedores o salones de descanso.

A la hora de elegir un espacio de trabajo compartido, colaborativo o convivido es muy importante la cercanía a tu domicilio, no perder el tiempo en desplazamientos es esencial para aprovechar el tiempo en tu vida, así como elegir un espacio cerca de tus clientes también ayudaría realizar reuniones con mayor facilidad.

En Conclusión trabajar en un coworking siempre te dará ideas nuevas, compañeros de trabajo y de vida, así como oportunidades que no puedes ni imaginar.