PROCEDIMIENTO PARA DESAFUEROS CONTINÚA: POLO

 

Tepic//Ramón Vargas
Lo que hizo Pedro Antonio Enríquez Soto al renunciar al cargo de magistrado, es una acción que está dentro de lo que legalmente es su competencia.

Lo que sigue es que su renuncia sea aceptada por el pleno del Poder Judicial, el cual se encarga de turnar el caso al Congreso del Estado para que haga lo propio.

Es por ello que este jueves se convocó a reunión de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, para que sea ésta la que emita el dictamen correspondiente, para que ya sea este viernes o el próximo lunes, sesione el pleno legislativo para la aprobación definitiva de la renuncia.

Lo anterior fue informado por el diputado Leopoldo Domínguez González, presidente de la Comisión de Gobierno, quien mencionó que con esta acción Enríquez Soto queda en el mismo supuesto de haber sido desaforado por el Congreso, lo cual lo pone como un ciudadano que está en condiciones de ponerse a disposición de las autoridades que lo reclamen.

Ya será la parte jurídica la que decida en torno a la cuestión económica, es decir, si con la renuncia de Pedro Antonio también tendrá que renunciar a las prestaciones propias del cargo de magistrado.

Pero el procedimiento que llevan las secciones instructora y de enjuiciamiento de la Comisión Especial de Gran Jurado continúa, porque están pendientes los desafueros de otros 2 magistrados y de 4 jueces del Poder Judicial.

Finalmente, el líder parlamentario dijo que por el caso de Enríquez Soto y por su calidad de representante de un poder del Estado, no puede emitir opiniones personales.