PERO QUÉ NECESIDAD

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

PERO QUÉ NECESIDAD
Entrevistada por el experimentado periodista Alberto Martínez Sánchez, la presidente del Tribunal Electoral de Nayarit, Irina Cervantes, explicó la situación por la que atraviesa Candy Anisoara Yescas Blancas, presidentae municipal de San Blas.

La funcionaria dijo que efectivamente la alcaldesa está en riesgo de ser destituida del cargo que ostenta por haber asumido una actitud intransigente ante los reclamos de pago de algunos regidores, y la destitución ilegal de otros integrantes del mismo Cabildo.

El argumento manejado por Candy de no pagar porque no es ella la que les debe, sino la institución que es el Ayuntamiento, no es válida, porque es precisamente ella la que representa a la institución.

Además, esta postura se contrapone con la solicitud que la misma Yescas Blancas le hizo hace un par de años al Congreso del Estado, para pagar pasivos, entre los que consideraba los adeudos a los regidores.

El caso es que si el Tribunal turna al Ministerio Público el caso, esta autoridad podría determinar que hay desacato al resolutivo de restituir al destituido y de pagarles a los que les debe algo así como 1 millón 200 mil pesos, y podría ordenar el arresto de Candy, así como de su tesorero y de algunos otros regidores que se prestaron al juego de soberbia en el que cayó Candy sin que hubiera necesidad.

Pero también puede ser que el mismo Tribunal decida notificar al Congreso del Estado, para que éste a su vez abra un proceso de juicio político que podría derivar en la destitución de la Alcaldesa.

Lamentable en verdad que haya políticos que incurran en ignorar las leyes, porque se supone que cuando llegan a un poder o a un GOBIERNO tienen que ser los primeros en respetarlas.

Pero lamentable será también que de un día para otro la carrera política de Candy se vaya a la basura, cuando con ingenio y trabajo había logrado ocupar varios puestos en la función pública, y se auguraba que podría ir por más.

SECRETO A VOCES: Dicen que hay varios que desde el gobierno se niegan a aceptar sus responsabilidades.