Paso a paso para ser YouTuber en 2021

YouTube es la plataforma de video en internet más visitada en el mundo. Las estadísticas más recientes revelan que existen más de 2.200 millones de usuarios activos en el planeta (Statista, 2021). Al día, la comunidad de esta red social —ahora también considerada como un motor de búsqueda— visualiza alrededor de mil millones de horas en video (YouTube, 2019). 

Ha habido un antes y un después desde la fundación de YouTube en 2006. Pues, esta empresa permitió a cualquiera en el mundo crear y compartir contenido audiovisual de manera gratuita, cualidades que la hicieron popular. De esta manera, muy pronto hubo creadores de contenido en el site, conocidos más adelante como “YouTubers”. ¿Quieres saber cuáles son sus beneficios, el lenguaje del sistema y cómo volverte uno de ellos?, sigue leyendo. 

¿Cuáles son las ventajas de ser un YouTuber?

Un “YouTuber” es, básicamente, una persona que posee un canal en YouTube y comparte con constancia videos sobre una temática específica. Es como tener un blog, pero en formato audiovisual. (Suelen llamarles “Vlogs”, por la v de video). 

Para muchos, ser YouTuber es considerado un hobby, y para otros una profesión como cualquier otra. Y es que está claro que se necesita conocimiento en rodaje y en el manejo de softwares para editar videos, tan solo para poder subir contenido a esta plataforma. Ahora bien, ¿cuáles son las ventajas de ser un YouTuber?, a continuación se describirán algunas:

Mayor alcance y más oportunidades

Después de Facebook, el portal de YouTube es el más importante en el ciberespacio. Desde que Google lo adquirió en 2006, se ha convertido en una referencia del video online. Para 2019 estuvo disponible en 80 idiomas y más de 90 países. Es decir, el 95% de la población activa en internet lo ha usado al menos una vez (YouTube, 2019). Por tanto, ser YouTuber puede darte a conocer en todo el planeta. 

Este alcance puede generar oportunidades secundarias, como, por ejemplo: otros trabajos, más seguidores, anuncios y la oportunidad de vender más, en caso de tratarse de una empresa. Según Postcron.com, 9 de cada 10 usuarios ven contenido de sus marcas preferidas en YouTube, y al finalizar, más del 50% terminan en el sitio web oficial.

Una fuente de recursos 

YouTube recompensa monetariamente a quienes producen contenido para una gran cantidad de espectadores. Cuando un YouTuber alcanza más de 1000 suscriptores a su canal, puede empezar a cobrar según la cantidad de sus visualizaciones. Pero, esa no es la única forma de conseguir dinero a través de la plataforma. Otras opciones son: los anuncios publicitarios, el patrocinio y venta de productos. 

De acuerdo con la revista Forbes (2020), Ryan Kaji —un niño estadounidense de solo 9 años— es el YouTuber mejor pagado de la historia. Hoy por hoy, sus ingresos superan los 29 millones de USD gracias a su canal “Ryan’s World”, donde hace reseñas de juguetes y animes. Esto está pasando actualmente, según sus propios datos, YouTube está pagando más de 400 millones de $ al año a los canales monetizados. Y sí, aun vale la pena ser YouTuber en pleno 2021. 

Diccionario de YouTube

YouTube tiene todo un vocabulario, en esta sección conocerás cuáles son los principales términos que hallarás en la plataforma:

Analitycs: sección de datos estadísticos que ofrece el sitio web para ayudar a evaluar la actividad de cada YouTuber

Banner: diseño de portada que aparece en cada canal de YouTube. 

Canal: perfil de YouTube donde se acumulan los videos y demás publicaciones.

Clicbite: conjunto de técnicas para llamar la atención y generar más “clics” en los videos.

Comunidad: grupo de usuarios que interactúan en YouTube. 

Content ID: contenido perteneciente a otra persona que está restringido. 

Descripción: espacio debajo de cada video para dar información acerca del mismo.

Etiquetas: también conocidas como tags, son palabras o frases para clasificar y posicionar un video. 

Historias: videos cortos disponibles por una semana solo en la versión móvil de YouTube 

Interlinking: conjunto de técnicas que permite direccionar a un usuario a otro video del mismo canal.

Metadato: nombre genérico de un archivo multimedia. 

Network: empresas dedicadas al manejo y gestión de canales de YouTube. 

Share: cantidad de veces que es compartido un video. 

Strikes: sanciones de YouTube al infringir alguna regla de la plataforma. 

Suscriptores: usuarios suscritos a un canal. 

Empieza en YouTube con pocos pasos

A continuación, te explicamos cómo iniciar en YouTube de manera sencilla: 

Crea un canal 

Es muy fácil, ingresa al portal de YouTube.com y regístrate como un nuevo usuario. Lo único que necesitarás es una dirección de correo y contraseña. Será mucho más sencillo si posees cuenta Google. De esta manera, ambos sitios pueden vincularse. Este proceso es muy rápido y totalmente gratis. 

Elije un tema y escribe un guión 

Puedes desarrollar el tema que más te apasione, en YouTube hay de todo: lifestyle, estudio, películas, viajes, unboxing, tecnología, deporte, belleza, cocina y mucho más. Una vez sepas de qué irá tu video, puedes escribir un guion. Este paso es recomendable especialmente para los nuevos usuarios. Toma en cuenta que el libreto debe tener siempre una presentación, un desarrollo y un desenlace. 

Consigue el espacio ideal 

Es fundamental que el sitio de grabación cuente con dos cosas: buena iluminación y cero ecos. Para ello ayúdate de diferentes lámparas que te enfoquen desde distintos ángulos y procura que el espacio no esté totalmente vacío. 

Prepara tu equipo técnico 

La calidad de un video depende mucho del equipo técnico. Sin embargo, esto no significa que se debe invertir en herramientas profesionales obligatoriamente. Si tu espacio de grabación cuenta con las dos cosas anteriores (iluminación y acústica), puedes grabar con un teléfono y seguro se verá bien. Por supuesto, a medida que pase el tiempo puedes ir mejorando tus equipos. 

Luces, cámara y acción 

Con todo lo demás listo, lo siguiente es grabar. Hablar a la cámara no siempre es sencillo, sobre todo cuando tú eres el camarógrafo, el de la iluminación y al mismo tiempo la estrella principal. Busca tutoriales en internet para aprender un poco más. 

Edición y post-producción 

Esta es una fase importante en la que ningún YouTuber respetable puede fallar. Sin embargo, muchas veces es aquí cuando todo se cae. El problema más común es no saber cuál software de edición utilizar. Habiendo un sinfín de opciones en la web lo más recomendable es realizar una investigación y optar por la que más se acerque a las especificaciones que estamos buscando. 

La app o el programa debe ser que capaz de ofrecer las funciones principales de edición (cortar, pegar, adelantar, retroceder, entre otras), además de las herramientas para mejorar la calidad de imagen y agregar o mejorar el sonido. Recomendamos plataformas online fáciles de manejar, tales como: Clipchamp, InShot o Filmora.

Sube a YouTube 

El último paso es importar el video a YouTube, una tarea que parece pan comido, pero que podría arruinar todo el trabajo si no se hace bien. El principal problema de hacer contenido audiovisual es el tamaño del archivo. Si no se comprime y se ajusta, será muy difícil —por no decir imposible— importarlo. Para nuestra suerte, la misma plataforma nos ofrece guías de cómo hacerlo bien.

Las especificaciones generales son:  

  • Subir el contenido con un audio de 96khz o 48khz
  • Formato H.264 
  • Entre 24, 25, 30, 48, 50 o 60 frames por segundos
  • Resolución entre 360p a 1080p

Hay más información detallada sobre estos settings en su sitio web. Una vez cumplido este paso, lo que sigue es colocar un título, una descripción elegir una miniatura, ¡y listo! Habrás subido tu primer video a YouTube. 

Consejos para un YouTuber exitoso

Al menos 2 de cada 3 canales en la plataforma fracasan, y se debe a la falta de dedicación. Cualquiera puede tener un canal en YouTube, pero no todos llegan a ser YouTubers exitosos. ¿El secreto?, simple: trabajar como un profesional y seguir las siguientes recomendaciones: 

Aprende de la competencia 

La competencia en YouTube es ruda, cada minuto se suben 500 horas de video al sitio web (Tubefilter, 2019).  Por ello, asegúrate de conocer a tus principales oponentes y aprende de sus aciertos o desaciertos. Mira sus videos, pero bajo ninguna circunstancia intentes imitarlos, lo mejor es ser original. 

YouTube tiene SEO

Esta plataforma es un motor de búsqueda —tal cual lo es Google—, por lo tanto, es posible hacer SEO (Search-Engine-Optimization). Las estrategias de posicionamiento en YouTube incluyen: conocer a tu audiencia, utilizar palabras clave, etiquetas, ubicación, descripciones y mucho más.

Marketing en RRSS

Las redes sociales son un excelente lugar para dar a conocer tu canal y también contribuyen al crecimiento en YouTube. Según el mismo sitio web, el 70% de sus reproducciones provienen de dispositivos móviles. Por tanto, compartir tus videos en al menos dos plataformas extras (como Facebook e Instagram), aumentará tus visualizaciones. 

Las apariencias son importantes

A los usuarios les importa tu imagen, por eso es muy importante que tu canal tenga un buen diseño. Banners, logos, miniaturas e introducciones de video con apariencia profesional y que llamen la atención del público. 

Comparte contenido de valor 

El contenido lo es todo, las personas llegan a tu canal porque les interesa aprender o saber sobre lo que hablas. Por ello, es muy importante que ofrezcas información de calidad que sea útil o al menos entretenido. Recuerda que de eso dependerá que haya interacciones, como comentarios, likes y dislikes.