Para trabajar como conductor de Uber o Didi es necesario contar con un seguro vehicular

Plataformas como es el caso de Uber y Didi sin lugar a dudas que vienen creciendo de manera exponencial en México, no sólo porque tienen muchos usuarios, sino porque también resultan atractivos para quienes desean ser conductores, a los fines de poder generar ingresos mensuales. 

Quienes deseen trabajar con su vehículo como conductores, tienen la posibilidad de manera directa de generar ingresos reales, ya sea trabajando de forma parcial o bien, trabajando a tiempo completo. Se trata de un trabajo sencillo, que se puede realizar cuando el conductor lo desee y no precisa de una inversión demasiado importante para poder comenzar con la actividad. 

Ahora bien, para poder dar inicio a esta actividad como conductor, no sólo el interesado va a necesitar de un vehículo, sino que este va a tener que cumplir con algunas condiciones. Uno de los primeros requisitos, y si no es el más importante, es que el vehículo que se utilice como servicio de transporte cuente con un seguro, que debe ser una póliza de tipo ERT (Empresas de Redes de Transporte). Este tipo de servicio, que se debe contratar directamente en las compañías de seguros, va a responder en caso de que al conducir se produzcan daños a terceros (personas), a otros vehículos o también a pasajeros. 

A la hora de contratar ese tipo de seguros, el primer punto es contratar con aquellas aseguradoras mejor calificadas en el mercado, y para eso, va a ser fundamental utilizar sitios que brindan el servicio de un comparador, por ejemplo, debido a que se debe solicitar una cobertura adecuada. Se debe decir que luego de que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) colocara a este tipo de plataformas en calidad de Empresas de Red de Transporte (ERT), las aseguradoras pudieron comenzar a otorgar pólizas personalizadas para lo que necesitaban justamente.

Algo importante a decir es que estos vehículos, desde el punto de vista legal, no están clasificados para las autoridades como taxis, pero no obstante eso, cuando los conductores contratan una cobertura, en ella se debe detallar que tiene fines comerciales el vehículo, amparando riesgos varios como puede ser responsabilidad civil frente a terceros, responsabilidad civil frente a pasajeros, gastos médicos que se puedan originar por daños a los ocupantes, entre otros riesgos como pueden ser daños materiales, robo, etc. La principal diferencia que se va a encontrar con una póliza que se otorga a un auto de uso particular es la relativo a la amplitud de la misma, ya que cuando es un auto de uso comercial, más riesgos son amparados. 

Es importante destacar que por el momento no hay mucha oferta, sino que son pocas las aseguradoras que pueden ofrecer este servicio y a modo de ejemplo podríamos mencionar a Axa Seguros, Sura Seguros y AIG Seguros. Y para finalizar, mencionar que los conductores mexicanos de estas plataformas deben comprender que realmente se trata de un gasto no sólo obligatorio sino que también necesario, porque les brinda seguridad en todo momento, protegiendo la cobertura, su fuente de trabajo.