Pago de aguinaldo: ¿Qué es y cómo calcularlo?

Cuando se acerca el último trimestre del año, todos los dueños de empresa comienzan a ver la cuenta regresiva para hacer uno de los pagos extraordinarios más esperados por sus trabajadores: el pago de aguinaldo. Una tradición, un compromiso moral de los patrones, que desde hace más de 50 años forma parte de la legislación laboral vigente y que es una obligación para los patronos.

Desde la perspectiva de los empleados, el aguinaldo es uno de los pagos más esperados porque les permite un margen de maniobra mayor para solventar deudas, afrontar compras o hacer regalos en Navidad, no estando exentas, cientos de posibilidades de uso.

Desde el lado de los emprendedores y dueños de empresas, el pago de aguinaldo es algo que debe tenerse en cuenta desde el mes de enero hasta diciembre, para tomar las previsiones y las provisiones necesarias para afrontar el pago sin mayores complicaciones, puesto que, como se ha dicho, es una obligación legal de las empresas y patronos en general.

¿Qué es el aguinaldo y cómo lo comprende la ley?

La LFT, Ley Federal del Trabajo, establece la obligatoriedad del pago de aguinaldo dentro de las gratificaciones extraordinarias. Precisamente, se puede extraer del artículo 87 de la citada ley que:

  • Todos los trabajadores tienen derecho a recibir el pago anual de aguinaldo, siempre antes del 20 de diciembre. Por esa razón, la mayoría de las empresas hacen el pago de aguinaldo en la primera quincena del mes de diciembre.
  • El aguinaldo debe equivaler, al menos, a 15 días de salario. Algunas empresas suelen excederse y llegar hasta los 30 días, aunque no hay una legislación que determine eso.
  • Si un trabajador no ha cumplido un año de trabajo, igual debe recibir el pago de aguinaldo. En ese caso, se calculará de acuerdo a la proporción de trabajo realizado. Es decir, que si ha trabajado 6 meses recibirá 7 días y medio de aguinaldo, por ejemplo.

El aguinaldo es una tradición en el mercado laboral y todas las empresas deben tomar las previsiones del caso para hacer frente al pago correspondiente a sus empleados. Para ello resulta tremendamente útil realizar los cálculos pertinentes, de manera que de forma mensual se pueda hacer una provisión de pago para que cuando llegue la fecha no exista ningún tipo de preocupación.

Formas más comunes de calcular el aguinaldo

La mejor recomendación que puede hacerse al respecto es utilizar una calculadora de aguinaldo, que son muy fáciles de utilizar porque solo se deben tomar en cuenta pocas variables para obtener un resultado preciso que, ante todo, esté de acuerdo a la ley para no tener ningún tipo de problemas al respecto.

Sin embargo, los cálculos a realizar son bastante sencillos porque siempre serán proporcionales de acuerdo a lo mínimamente estipulado por la ley y las variables que la empresa y el trabajador manejen, según sea el caso.

En ese sentido, la manera más común es dividir el total del pago de aguinaldo por los meses correspondientes, para tomar la provisión -es decir, para apartar mensualmente el importe correspondiente para poder afrontar el pago en diciembre sin problemas-.

Es decir, que si se pagará un 50% del sueldo mensual por aguinaldo, se dividirá entre 12 meses, teniendo como resultado un 4,17%, que es lo que se debe guardar con respecto al sueldo mensual del trabajador, para afrontar el pago de aguinaldo.

El pago de aguinaldo y gratificaciones

El aguinaldo forma parte de las gratificaciones extraordinarias, donde también se incluyen las bonificaciones por productividad o por acuerdos fuera del contrato legal como tal. Y así como se utilizan esos recursos para saber como calcular el aguinaldo, sucede de la misma manera para el cálculo del resto de las gratificaciones, ya que las empresas también requieren de hacer una provisión para no tener ningún tipo de complicación para afrontar el pago a final de año.

Sucede, por ejemplo, en el caso de los bonos de productividad o por antigüedad. En ese caso, dependerá de cuánto porcentaje del salario mensual del trabajador se quiere destinar. En caso de que se quiera pagar un mes extra por productividad, se calculará el 100% del salario mensual, entre 12 meses, obteniendo un 8,34% mensual, que es lo que debería apartarse del capital de la empresa como provisión para hacer el pago cuando corresponda.

Gratificaciones extraordinarias

Se les denomina de esa manera a pagos que no son obligatorios, pero sí suelen tener un compromiso moral por parte de la empresa, o bien porque existió un acuerdo informal entre la empresa y el empleador con respecto a ello.

Las bonificaciones por productividad, los incentivos añadidos por ventas realizadas y los bonos por antigüedad -siempre y cuando este último no esté comprendido en el contrato de trabajo o en un acuerdo colectivo- forman parte de las gratificaciones extraordinarias y se calculan exactamente de la misma manera, con las variables de acuerdo a la cantidad que se estima pagar, en porcentaje o días, y la cantidad de meses que se utilizarán para hacer la provisión, siendo los 12 meses del año calendario la forma más cómoda e inteligente de hacerlo.

Trabajadores por obra

Una de las dudas frecuentes es saber cómo determinar el pago de aguinaldo para los trabajadores por obra, que no tienen un sueldo fijo de acuerdo a su oficio. Profesionales de la construcción o vendedores por comisión, por ejemplo, entran en esta categoría.

En ese caso, se debe realizar un promedio del salario mensual de acuerdo a sus ingresos en todo el periodo correspondiente. Es decir, que si trabajó un año y como promedió anual ganó 6.000 pesos, el salario mensual será la división de ello por 12, siendo 500 pesos mensuales su salario y la base para obtener el aguinaldo.

Trabajadores freelance, ¿reciben aguinaldo?

Los trabajadores autónomos o freelance son proveedores de la empresa, más no empleados de la misma. Por lo tanto, no son considerados para el pago de aguinaldo, salvo que exista un compromiso moral de la empresa por realizarlo. Lo más normal, sin embargo, es que no se realice porque, como se ha mencionado, los trabajadores independientes no forman parte de la nómina de sueldos y salarios de una empresa.