Periodico Express de Nayarit
Inicio

CON PRECAUCIÓN: UNA GALLINA MUY CODICIADA

Sergio Mejía Cano

2017 / 01 / 17

 Son muchas las voces que piden la renuncia de Enrique Peña Nieto como presidente de la República; unas voces sinceras y posiblemente otras no tanto. Sin embargo, ¿serviría de algo que renunciara Peña Nieto o que en realidad fuera quitado por la fuerza de la voz del pueblo? Es probable que para nada sirviera esto, ya que él tal vez esté acatando las disposiciones del FMI, el BM y la OCDE debido al nuevo orden mundial.

Se dice que Peña Nieto hizo las reformas supuestamente estructurales no de acuerdo a como se las dictaron los organismos que manejan la economía mundial, sino que sus asesores le hicieron algunos cambios que no gustaron a esos organismos, por lo que ahora le mueven el tapete a nuestro Presidente y en fea forma. Y otras voces añaden que si en realidad fuera un buen patriota Peña Nieto, de mutuo propio ya hubiese tirado la toalla simplemente por dignidad o mínimo dar marcha atrás a todas estas reformas que más que bien, son un daño a la nación; porque si bien a él se le atañen estas reformas, hay claras evidencias de que no son de su autoría, por lo que ahora por más explicaciones que da al respecto, más se le enreda la madeja, se le hace más bolas el engrudo y en nada lo ayudan las declaraciones de parte de su Gabinete cuando también hacen declaraciones que más despiertan la suspicacia de la mayor parte de la ciudadanía.

Eso de decir que se secó la gallina de los huevos de oro respecto al petróleo, ha sido por demás una frase fuera de todo lugar, ya que ni modo que quienes se están adueñando de los energéticos, tanto mexicanos como extranjeros, le estén apostando a adueñarse de algo que ya no produce; al contrario, las ganas de apoderarse del petróleo nacional son cada vez más evidentes, pues ahí están las reservas petroleras, los yacimientos que siguen produciendo por más que se le diga a la opinión pública que ya se vaciaron. Petróleo sigue habiendo en el subsuelo nacional, por lo que eso de decir que se secó, podría ser más un mensaje subliminal para hacerles entender a los mexicanos que la Nación ya no es la dueña del petróleo y ni los mexicanos pueden decir ya que el petróleo es de ellos, porque ya está en manos particulares.

Es algo muy parecido a todo lo que se ha promovido cuando se justifican las privatizaciones, como sucedió con Telmex, los ferrocarriles y tantas cosas que han pasado a manos privadas en detrimento de nuestra nación. Se decía que se privatizaba la telefonía porque ya no daba para más, y la justificación era el mal servicio que ofrecía la telefónica, ¿y? Pues qué casualidad de que al momento de privatizarse ya sirvió; igual con los ferrocarriles que se decía eran insostenibles a pesar de ser una empresa estratégica para el Estado, ¿y? Pues ahí están los ferrocarriles funcionando de bien a bien. Así que ya no tarda la noticia de que la CFE está en etapa terminal a menos de que entre la mano de la Iniciativa Privada (IP) para salvarla de ese desahucio, tal y como ya se gesta con Pemex que, es muy probable que cuando ya esté completamente en las manos de la IP, se diga que esa gallina de los huevos de oro que se había secado, revivió como el ave Fénix.
Ese cuento de que el subsidio a la gasolina beneficiaba más a la clase pudiente es un cuento chino, porque las clases más necesitadas son las que, como siempre, están siendo más afectadas, con subsidio o no, de todos modos esta clase es siempre la más afectada en todos los sentidos, porque todo se mueve con base a los combustibles y el transporte de las mercancías necesita moverse en vehículos automotrices que utilizan tanto gasolina como diésel y gas.

Ahora se informa que el municipio de Zapopan, Jalisco, ha interpuesto una demanda para que se fije como una inconstitucionalidad el nuevo precio de la gasolina que difiere al de otras entidades, supuestamente, de acuerdo a lo dicho por el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, de que es debido al traslado por lo que en Veracruz cuesta la gasolina menos que en Zapopan, con esta afirmación, dicho Secretario de Hacienda está dando a entender que el transporte de mercancías cuesta, por lo que se contradice fehacientemente con decir que son las clases pudientes las que más gozaban del subsidio, porque los comerciantes en pequeño como los que andan ofreciendo frutas y verduras en las colonias y partes alejadas de otras poblaciones, se tienen que desplazar en vehículos que utilizan combustible, porque utilizar triciclos o carretas de mulas es prácticamente muy problemático.