Periodico Express de Nayarit
Inicio

CON PRECAUCIÓN: INCREMENTOS INEVITABLES EN LOS PRECIOS

Sergio Mejía  Cano

2017 / 01 / 04

Pues supuestamente, según las autoridades gubernamentales, sobre todo el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, el aumento al precio de la gasolina y el diesel no afectaría en nada a las personas de escasos recursos ni a los que no tuvieran automóvil, cosa de dar risa porque si alguien sale afectado es precisamente la gente que menos tiene porque si de por sí no sabe si tendrá algo que llevarse a la boca al día siguiente, ahora menos.

Por lo pronto, el señor que reparte tortillas por el barrio, ayer lunes 2 de enero anunció a sus clientes que para el día siguiente el kilo de tortillas costaría ya 16.00 pesos; sin embargo, este día anunciado ya no pasó, porque reparte en una camioneta y ni siquiera la competencia que reparte en motocicleta tampoco pasó. Así que a comprar tortillas en la tienda de la esquina. La pregunta obligada fue por parte del abarrotero que qué milagro que iba a comprar tortillas, y al responderle que no habían pasado los vendedores por el barrio, comentó que ya no iban a pasar, al menos el que repartía en camioneta que también le deja a él una hielera con dicho alimento de harina de maíz, porque le había platicado el repartidor que haciendo cuentas con su patrón, a pesar del aumento al precio del kilo de tortillas, aun así no le salían las cuentas precisamente por el aumento a la gasolina, ya que de acuerdo a la ruta convenida, gastaba más en combustible y que ahí se iba la ganancia, por lo que ahora nada más se iba a dedicar a repartir a las tiendas y ya no en las calles, porque poco se vendía debido a la competencia que anda en motocicleta.

Y en el mercado no se hizo esperar el aumento de varias mercancías derivado obviamente por el precio de los combustibles, así que cebollas, jitomates, lechugas, limones, en fin, todo tipo de verduras y legumbres ya tienen otro precio a partir de este lunes próximo pasado. Así que por lo mismo le pregunto a unos conocidos del Mercado de Abastos de Tepic cómo ven las cosas en cuestión de precio, a lo que responden que todo va para arriba, porque el flete de las mercancías ya sale más caro ahora, y mientras más lejos esté el lugar de donde importan la mercancía, más se le tiene que aumentar el precio para compensar dicho gasto en el flete. Como ejemplo, me comenta un conocido, que el flete de la lechuga que viene del estado de Zacatecas aumentó tres mil pesos más, por lo que ya no se puede sostener el mismo precio que se daba el año pasado, porque se tiene que equilibrar el precio al consumidor con el del transporte de la mercancía, así venga nada más de Guadalajara; pero como sea, también al moverse mercancía local, producida en nuestro estado, de todos modos requiere ser movida en vehículos automotrices que consumen combustible cuyo precio es prácticamente insostenible si no se aumenta el precio al consumidor al menudeo, que a fin de cuentas es el más afectado, es decir, el último en comprar un producto que tuvo que viajar movido por un vehículo que consume combustible y que se tiene que pagar de todos modos y más si es perecedero, porque hasta con esa brocha de que hay mercancías perecederas que necesitan ser transportadas mediante refrigeración, y precisamente esos aparatos enfriadores  que se utilizan en camino, también consumen por lo menos diesel.
Así que para dónde nos hacemos los mexicanos de a pie si en verdad somos los más afectados así digan nuestros gobernantes que no hay fijón, que este aumento a los combustibles no afecta el índice inflacionario y que los que menos tienen no se verán afectados en lo absoluto porque ni carro tienen. Mira tú, que suave.

Y a pesar de toda esa pesadumbre económica que estamos padeciendo, ahora de nuevo vuelven a la carga los permisionarios del servicio de transporte urbano que pretenden un aumento en el precio del pasaje, tal y como si el horno estuviera para bollos en este momento, ya que todo mundo habla de aumentos de emergencia en otras cosas, pero muy pocos toman en cuenta que el principal aumento de emergencia tendría que ser el salarial, porque si bien se vanaglorian las autoridades laborales de que ya entró en vigor el salario mínimo de 80 pesos con cuatro centavos en todo el país, dicho aumento ya nació muerto con todo lo que está subiendo  lo demás que deja de nuevo muy abajo dicho salario. Porque si los camioneros pretenden cobrar hasta diez pesos por pasaje, así se llegaran a cobrar siete pesos, una persona que tenga que abordar cuatro camiones diarios para su traslado, gastará 28 de esos 80 pesos.