Periodico Express de Nayarit
Inicio

Conjeturas: ESPERAR EL VEREDICTO POPULAR

Francisco Cruz Angulo

2016 / 10 / 26

A un año de que concluya su mandato constitucional, el gobernador del estado, Roberto Sandoval Castañeda, hizo un recuento de su gestión administrativa de 5 años desde que tomó el poder.

Brevemente, señalaremos las obras más trascendentes de su administración.

1.-Recordemos que al inicio de su mandato indicó con claridad cómo sería su forma de gobernar, esto es, escuchar, prometer y cumplir, no desde el escritorio sino en el territorio.

No cabe ninguna duda que Roberto Sandoval realizó un gobierno itinerante cercano a la gente; delegó responsabilidades a sus secretarios de gabinete y delegados federales  para que estos resolvieran de acuerdo a sus facultades  los problemas cotidianos de los nayaritas.

Esta acción de descentralizar el ejercicio del poder hizo posible que el mandatario nayarita fuera un eficaz gestor ante las distintas dependencias del Gobierno Federal, de donde atrajo millonarios recursos extraordinarios para invertirlos en autopistas, infraestructura hospitalaria, hidráulica, vivienda popular, 14 bulevares en las principales ciudades del estado, pavimentación de carreteras saca cosechas en poblaciones rurales, unidades deportivas de fútbol, béisbol y atletismo en varios municipios, la edificación de centros culturales y deportivos como el Auditorio de la Gente, diversos programas sociales para combatir la pobreza en las zona marginadas de la población y la promoción de leyes ante el Congreso del Estado para la protección de la mujer, de los niños y a los jóvenes y de los adultos mayores y personas con discapacidad. Otra iniciativa de ley de gran relevancia fue la legalización del matrimonio igualitario entre parejas de un mismo sexo, anteponiéndolo a sus principios religiosos.

Toda esa obra pública y social no se hubiera concretado sin el apoyo de fondos extraordinarios de la federación, pues el presupuesto del Gobierno Estatal apenas alcanzaba para pagar las nóminas, gasto corriente, proveedores, pago a una onerosa deuda pública heredada de la administración de Ney González; y como lo presume el Ejecutivo Estatal, sin adquirir más deuda pública.

2.-Considero que otro de sus legados más importantes es la de haber implementado una política de seguridad pública que en coordinación de la Policía Nayarit, con el Ejército, la Marina y el mando único con 19 ayuntamientos, logró lo que parecía un reto difícil de encarar: abatir los altos índices de violencia y criminalidad en la que dejó inmerso la anterior administración gubernamental de Ney González. En 5 años de acuerdo al Consejo de Seguridad Nacional somos el segundo estado más seguro en el país.

Lo anterior  posibilitó que hubiera confianza del capital privado, nacional y extranjero para que se invirtiera en industria turística en la Riviera Nayarit, atrajera a inversionistas japoneses para que invirtieran en esta capital y en Tuxpan, Nayarit, en donde se construyeron plantas de arneses automotrices que generan actualmente más de 5 mil empleos formales y atrajera a Nayarit inversión de empresas de bienes y servicios.

3.-Más allá de la cantidad de obra pública y social que realizó hasta este quinto año el gobierno de Roberto Sandoval, ahora habrá que calificar su calidad y durabilidad en el tiempo, puesto que en muchas ocasiones la obra pública es de mala calidad y de relumbrón.

Para ello es necesario que el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) analice con rigor el gasto público estatal de manera que algunos funcionarios del gabinete estatal y delegados de la federación no hayan incurrido en conflicto de interés o en desviación de recursos públicos que generalmente van a parar a sus bolsillos personales.

Por qué señalo lo anterior. Es de todos conocido que nuestra clase política sea del partido que sea estando en el poder público es proclive a manipular la ley para obtener ganancias económicas y ascenso político. Precisamente entre más  se genere obra pública de allí surgen cuantiosas fortunas personales. Tenemos a la vista cuatro ejemplos de gobiernos corruptos y nepotistas: en primer lugar el gobernador de Veracruz con licencia Javier Duarte, en segundo lugar el ex gobernador panista  de Sonora, Guillermo Padrés Elías, por cierto hoy prófugo de la justicia; en tercer y cuarto lugar los ex gobernadores priístas de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, y el ex gobernador priísta de Chihuahua, César Duarte, quienes están siendo investigados por actos de corrupción y ejercicio indebido del poder por la Procuraduría General de la República (PGR).

Si la administración del mandatario estatal sale bien librada en la fiscalización de los recursos federales y estatales que ejerció a lo largo de 5 años y las obras que construyó resisten la fuerza del tiempo, entonces Roberto Sandoval pasará a la historia como uno de los mejores gobernadores que ha prohijado Nayarit. Finalmente, será el veredicto popular el que lo confirme o lo repruebe.

Tenemos dos ejemplos vivientes que hoy la sociedad nayarita ni los pela: a los ex gobernadores Antonio Echevarría Domínguez y a Ney González Sánchez.

Finalmente, vale la pena destacar el compromiso que adquirió el Ejecutivo Estatal respecto a la sucesión gubernamental en el 2017. Aseguró que no meterá las manos en el proceso interno en la designación del candidato del PRI a gobernador del estado; esta responsabilidad será de los priístas nayaritas y de la dirigencia estatal y nacional de su partido. Dijo que una vez concluido su sexenio de gobierno se reintegrará a sus actividades como ganadero…