Periodico Express de Nayarit
Inicio

CONJETURAS: LA FERIA DE LA AUSTERIDAD

Francisco Cruz Angulo

2015 / 08 / 05

 Como es tradicional, la mayoría de los ayuntamientos nayaritas, importantes empresas de producción agropecuaria y pesquera y la Secretaría de Turismo y de Economía del Gobierno estatal se preparan arduamente para concurrir a la feria que se instalará en los Ángeles, California el próximo fin de semana.

Como en otros años, se justifica esta feria porque sirve para estrechar las relaciones de amistad con nuestros compatriotas residentes en aquel país vecino y hacerlos añorar sus raíces culturales de manera que no se olvide en el  imaginario colectivo de nuestros connacionales.

Otro de los propósitos de esa feria popular, según  la Secretaría del Trabajo y Economía es exhibir la calidad de nuestros productos agroindustriales y pecuarios de modo que puedan ser atractivos en el mercado internacional. Este mismo objetivo busca la industria turística, es decir, promover nuestros destinos turísticos como lo son nuestras playas de la Riviera Nayarit, Pueblos Mágicos, Lagunas Encantadas, el turismo de aventura en las zonas serranas y nuestro acervo histórico, cultural y gastronómico.

El sector patronal de nuestra entidad anunció que algunos de sus afiliados expondrán sus productos industrializados para abrirse mercado en la Unión Americana con el fin de fomentar la exportación de sus productos.

Por las condiciones de bajo crecimiento económico, los stands de cada uno de los municipios serán austeros atendidos por un mínimo de personal.

¿Qué podrán exhibir a nuestros connacionales que no conozcan nuestros emigrados nayaritas? Casi nada, si acaso la nostalgia del disfrute de un buen pescado zarandeado, un exquisito ceviche de pescado y camarón, camarones a la diabla, a la cucaracha y al mojo de ajo; la variedad de platillos regionales a base de frijol y maíz; frutas y legumbres; los taquitos de puerco estilo Acaponeta; la birria de chivo y la exquisita nieve de garrafa de Ixtlán del Río; los grandes elotes cocidos y asados de Jala, Nayarit;  la Salsa Huichol elaborada en Xalisco, Nay; la degustación del buen tequila nayarita; nuestra artesanía Cora y Huichol y pudiéramos llevarles hasta el peyote y hongos que según el decir de los buenos catadores sus efectos de imágenes alucinógenas son mejores  que el de la marihuana, la cocaína y el éxtasis y menos dañinos para la salud.

A lo mejor  los “gabachos” optan por estos productos y un día no muy lejano las comunidades indígenas la producirán para la exportación en virtud de que las drogas están siendo legalizadas en más estados de la Unión Americana.

A los gringos por su doble moral les importa un bledo que en nuestro país corra la sangre de mexicanos por los continuos enfrentamientos entre las bandas del narcotráfico con las fuerzas policiacas y militares con el propósito de impedir el tráfico de drogas al vecino del norte y se gastan millonarias sumas de dinero público por combatir la producción y tráfico de drogas, mientras allá se consume a raudales ante la indiferencia de las autoridades de aquella nación vecina.

Como dijo el Secretario de Economía del Gobierno del Estado, que si logramos colocar en el mercado internacional por lo menos ocho empresas exportadoras de productos agroindustriales o atraemos inversión extranjera a nuestra entidad nos daremos por bien servidos.

Así, pues esperemos que este año de austeridad la feria de los nayaritas en los Ángeles, California, no demerite en calidad a pesar de la crisis económica en la que está subsumida gran parte de nuestras comunidades agropecuarias.