Periodico Express de Nayarit
Inicio

CONJETURAS: PARALELISMO SINDICAL

Francisco Cruz Angulo

2015 / 07 / 28

Los cacicazgos sindicales clientelares se prolongan en el tiempo cuando son de gran utilidad electoral para  el partido en el poder. Una vez que son un estorbo, sólo basta cortarles sus líneas de abastecimiento financiero, retirarles la manta protectora del poder político y así sus líderes pierden el control sobre su gremio.
Hay cierto paralelismo entre lo ocurrido en la Sección 20 del SNTE y la Sección 22 controlada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el estado de Oaxaca.

En la década de los 50-60´s el cacicazgo del Profr. Federico González Gallo parecía indestructible. Agrupado en una de las corrientes del SNTE denominada Acción Revolucionaria Sindical (ARS) con tendencias pepino-socialistas, controlaba todo el sistema educativo en Nayarit. Su contubernio con el gobierno estatal era la fuente de su control político y de su poder económico. A principios de la década de los 70´s, durante el gobierno de Roberto Gómez Reyes, emergió una insurgencia sindical encabezada por Liberato Montenegro Villa, Braulio Pérez Valdivia, Antonio Camarena y otros destacados maestros que no recuerdo por ahora, que salieron a las calles exigiendo poner fin al cacicazgo del Profr. Federico González Gallo y demandando autonomía sindical.

Fue tal el empuje antigallista que la dirección nacional del SNTE se vio presionada a respetar elecciones democráticas y reconocer finalmente al nuevo líder de la Sección 20 nada menos que en la persona de Liberato Montenegro Villa. La corriente gallista quedó sumamente disminuida hasta que se extinguió.

Ya en control del magisterio federal en Nayarit, Liberato fue mutando durante los siguientes sexenios del respeto a la democracia sindical interna por la imposición de subalternos más cercanos, luego, al igual que el gallismo, hizo una alianza político-electoral con los gobernadores en turno a cambio de importantes posiciones en el aparato administrativo de la SEP y puestos de elección popular en presidencias municipales y en el Congreso del Estado.

Aquellos vicios del cacicazgo que un día combatió, los retomó sin ningún pudor, o sea, imponiendo dirigentes durante más de 40 años en la sección sindical; control y distribución de plazas de acuerdo a sus intereses políticos-electorales. Como forma de control gremial manejó a modo el sistema escalafonario; control total de los recursos financieros del sindicato, lo que hizo constituir a ese gremio en uno de los principales pilares del PRI estatal.
Al ascenso de Ney González  a la gubernatura de Nayarit, como líder real y moral del gremio magisterial federal Liberato logró el control total de los SEPEN al colocar a su hijo Aníbal Montenegro como su director general. Agreguemos a lo anterior el pacto político que hizo Ney González con la cacica nacional del SNTE, Profra. Elba Esther Gordillo, lo que fortaleció al grupo caciquil del magisterio federal como para exigirle al ex mandatario la candidatura del PRI a gobernador del estado para su hijo Gerardo Montenegro.

Al no obtener esta importante posición, el sempiterno líder magisterial rompió lazos con Ney y sin ningún tapujo llamó a su gremio a votar por la candidatura de la Sra. Martha Elena García, candidata a gobernadora del Partido Acción Nacional.

Al arribar a la gubernatura del estado Roberto Sandoval Castañeda, declinó la estrella política de Liberato. Las primeras acciones de gobierno fue quitarle el control total de los principales puestos administrativos de los SEPEN, el control y mercadeo de plazas y, por ende la pérdida de sus fuentes de abastecimiento financiero y control político por el cual se sostenía su prolongado cacicazgo sindical.

Este golpe político que propinó el mandatario estatal al cacicazgo magisterial de la Sección 20 hizo posible que la reforma educativa en Nayarit vaya viento en popa, ante la cual la corriente liberatista no hizo ninguna resistencia y se alineó a la política colaboracionista de su dirigente nacional del SNTE, Profr. Juan Díaz de la Torre.

A la declinación del cacicazgo magisterial de la Sección 20, agreguemos el fin del cacicazgo de Elba Esther Gordillo, quien hoy está siendo procesada en un reclusorio en la Ciudad de México por los presuntos delitos de lavado de dinero, delincuencia organizada y defraudación fiscal.

La similitud de las viejas prácticas clientelares de la sección 20 y 22 en el rstado de Oaxaca protagonizan iguales rutas: del pináculo del poder político a la disciplina institucional cuya función esencial es defender los derechos legítimos de su gremio y desempeñar con profesionalismo la carrera magisterial por una educación de mejor calidad científica y tecnológica.

De los recientes acontecimientos ocurridos en el estado de Oaxaca cuando el estado recuperó el control académico y administrativo de manos de la Sección 22 nos ocuparemos en la próxima columna.