Muestran pobreza ideológica resultados del proceso electoral

**La identidad, el conocimiento de la doctrina y los estatutos es lo que hace a un priísta

Bahía de Banderas//Samuel Flores
Las elecciones del pasado proceso electoral permitieron hacer una reflexión acerca de la pobreza ideológica que hay en la militancia, al registrarse una fractura interna visible, así lo describe el regidor José Vargas Carrasco, luego de explicar que esto ocurre por falta de capacitación política a la militancia, por la improvisación y por no respetar a las doctrinas y estatutos, que son las banderas que sostienen al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Mencionó que cuando se tiene identidad partidista, esa identidad, que se asemeja a algo que creemos, estamos ciertos de lo que hacemos en nuestro trabajo diario, si no se tiene la identidad partidista, a lo mejor quienes se registran son militantes con credencial activos o militantes pasivos, son dos segmentos que te enseñan una credencial de un partido político y con eso avalan ser priístas.

Pero está también el militante activo, que es el que tiene el trabajo diario en las bases, en comunidades, esa es la diferencia entre los segmentos de militantes, el pasivo que solo se identifica como miembro de un partido, pero que no trasciende más allá y eso es algo que hace falta en Bahía,  una identidad de la militancia partidista, para que esté convencido por quién está trabajando y hacia dónde va a direccionarse.

La parte ideológica del PRI, por su origen popular, pocos la conocen; sin embargo, hay un historial en el bagaje histórico rico, que remonta desde su origen, cómo se creó y por qué se creó y que identifican una lucha popular, pero pocos lo saben y ese es un riesgo grandísimo, porque en esos pilares descansa la estructura, es como una casa, ejemplificó, si la estructura se está cimbrando, llega al grado de que puede derrumbar porque no hay esa solidez.

De ahí la importancia de capacitar políticamente a los militantes y decirles cuáles son las partes del PRI, de dónde viene, para qué fue creado el PRI, cuál es su historia, por qué fue PNR en el 29, porque fue PRN en el 38 y PRI en el 46, quiénes eran los presidentes de los partidos y presidentes en ese momento, qué partes del país tenía el partido, desde el 29 hasta el 2017, de otra forma no puede avanzarse.

Se tiene que descubrir toda esa parte anterior, si no se hace, se estaría hablando en el vacío; hoy hay un pragmatismo salvaje que da miedo, con esas alianzas, que ideológicamente hablando no tienen nada que hacer y que la única finalidad que persiguen es el de arrebatar el poder a quien está gobernando.
Cuando se tiene identidad, resulta impensable que los de izquierda vean lo que está pasando hoy, cuando un representante de izquierda se sienta con un representante de la derecha, porque eso es lo que hace el pragmatismo que echa a perder la política.
En Bahía y en varios de los municipios de Nayarit, los trabajos políticos del partido no se están cumpliendo, hay mucho qué hacer, la lección está bien clara, lo que pasó en el proceso electoral marca el momento de abonarle y hacer un análisis,  donde se haga sabe con mucha definición y detalle preciso, lo que ocurrió, y no se trata de descubrir el hilo negro, pero tiene que hacerse para que se conozca y se vea la parte de conservar al PRI, desechar lo que es disfuncional y no sirve y construir el nuevo PRI.

Sin duda, va a costar mucho trabajo a muchos entenderlo, pero es necesario, si se quiere otra vez reencontrarse con una militancia, con una identidad, con u gente de la calle, un origen que le dio al PRI  un postulado que es democracia y justicia social.

Esos dos últimos conceptos de justicia social, es un entredicho, porque están inmersos en una pobreza, y la democracia se tiene que hacer en base a los principio básicos de los partidos, y eso puede llevar a reflexionar para encontrar por qué al PRI le están fallando en algunos resultados electorales.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario