LOS COLECTIVOS

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

LOS COLECTIVOS
Por alguna razón los llamados colectivos están perdiendo el rumbo, ese que se habían trazado para tener logros en causas comunes.

Prueba de ello es que, entre los 6 que se han conformado durante los últimos 2 años para presionar a las autoridades con el propósito que sean más ágiles en la localización de personas desaparecidas, ahora han caído en confrontaciones que seguramente les habrán de pesar.

La semana anterior los colectivos participaron juntos en una manifestación, pero con distintos propósitos, pues mientras unos lo hicieron para tener como tema central la petición de renuncia a Ezequiel Chirino Valero, de la Comisión de Atención a Víctimas, otros pedían ser escuchados para presentar las propuestas que tienen para enriquecer la Ley de Desaparición Forzada que se cocina en el Congreso del Estado.

Por fortuna el diputado presidente del Congreso, Leopoldo Domínguez González, se fajó para poner orden, durante la reunión que tuvo con los cabecillas de los colectivos, donde también estuvieron presentes el diputado Javier Mercado Zamora, presidente de la Comisión de Derechos Humanos, así como el mismo Chirino Valero que con paciencia explicó las razones por las que el organismo a su cargo no ha dado hasta el momento los resultados esperados.

También estuvo con ellos el subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno del Estado, Luis Zamora Romero, quien igualmente tuvo el acierto de centrar su participación en propuestas que tienen como objetivo agilizar la identificación de los restos humanos que se han encontrado en fosas clandestinas.

Pero ni una ni otra intervención sirvió para que aflojaran los que piden la cabeza de Chirino, el cual por cierto se comprometió a recibir este lunes a los de los colectivos para aclararles con más detalle las dudas que tengan.

Visto este caso superficialmente, da la impresión que todos los implicados hacen su parte, pero, cuando hay evidentes consignas de por medio lleva a concluir que hay una mano que mece la cuna y pues, como tanto el organismo a cargo de Chirino, que es para la atención a víctimas, como el que está encargado de apoyar las búsquedas empezarán ahora sí más en serio a manejar recursos, lo obligado es estar al pendiente para en su momento descubrir porqué se piden nada más cabezas cuando de por medio también hay piernas, brazos y otras partes de muchos cuerpos. Secreto a voces: Dicen que dividir a los colectivos puede tener como origen la negativa presencia de la ambición.