LAS PATADAS DE DONKEY


Antonio

DESDE HACE DÍAS HE ESCUCHADO LOS MISMOS ATAQUES y mentiras usadas como un arma para denostar la imagen del XL Ayuntamiento y de Grimaldo Crespo Jara, titular de Desarrollo Urbano y Ecología del municipio de Compostela, y continúan haciéndolo sin tener prueba alguna; ejemplo de ello, son las recientes publicaciones tendenciosas difundidas a través de las redes sociales, como Facebook, donde gente ignara, auspiciada por una diputada local, lo acusa de expedir una licencia de construcción en zona federal a favor del Grupo Financiero Banorte, para realizar una plataforma privada para yates en el lugar conocido como “Mal paso”.

EN CUANTO A LOS SEÑALAMIENTOS que hacen, es sólo ruido que no aporta nada a la realidad, porque son entes que en su mayoría –puedo asegurar– no conocen ni siquiera el viejo panteón de La Peñita de Jaltemba, mucho menos el lugar denominado “Mal Paso,” porque son fuereños avecindados en esta región turística; sus ataques no tienen sustento, pero sí están enfocados a denostar, agredir, insultar a este funcionario, que nada tiene que ver con la obra del muelle privado que se erige en el mencionado lugar.

PARA AQUELLOS que opinan sin conocimiento de causa, entre ellos la guerrillera diputada que encabeza la insurgencia contra la obra que se realiza en “Mal Paso”, en una superficie de 489. 410 M2 de zona federal, vale aclarar que de acuerdo a un documento oficial que nos hicieron llegar, se hace constar que desde el 08 de agosto del 2018 fue otorgada en concesión por el Gobierno Federal por conducto de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Dirección General de Zona Federal, Marítima, Terrestre y Ambientes Costeros, al Banco Mercantil del Norte, S.A, Institución de Banca Múltiple, grupo financiero Banorte, fiduciario de George Bernard Starkey, por lo que el gobierno municipal no tiene facultad para expedir licencia de construcción en zona federal, pero sí es correspondencia de la Semarnat.

EN ATENCIÓN A LAS DENUNCIAS recibidas sobre dicha obra, en días pasados Crespo Jara requirió al constructor, quien presentó no sólo el título de concesión, sino también el permiso de construcción otorgado por dicha instancia federal, aclarando con ello la situación que guarda el proyecto del muelle privado que realizan en zona federal, que es parte del litoral de La Peñita de Jaltemba.

LO QUE SÍ RECONOCIÓ el funcionario municipal fue haber otorgado el 24 de diciembre de 2018 una licencia de construcción al Grupo Financiero Banorte para la edificación de 8 Villas de Hotelería en una superficie de 2,899.00 M2, que no es zona federal, sino propiedad privada y le fue entregada en base a los lineamientos establecidos y autorizados para este tipo de obras, y que a partir de la fecha de expedición obra en poder de la dependencia a su cargo una copia del documento conjuntamente con los planos autorizados y firmados por el perito.
En conclusión, de la obra —sostuvo—d eberá presentarse la manifestación de la terminación de la construcción mencionada, nada es zona federal, dijo.

LA CAPACIDAD de un hombre es como la generosidad del árbol que ofrece sus frutos, su oxígeno y su sombra a todos sin esperar nada a cambio, precepto que no sólo dignifica su estatus, sino también engrandece su espíritu y sus ideales, cuyo concepto filosófico aplica bien en la figura de Grimaldo Crespo, pues como servidor público se ha preocupado por dar lo mejor de sí, con resultados exitosos, así como lo está haciendo al frente de Desarrollo Urbano y Ecología, donde se nota el cambio, aunque sus denostadores digan misa.

GRIMALDO Crespo es un convencido que el desarrollo urbano planeado y bien cimentado transforma a nuestros pueblos, sus libros de cabecera son “El Puño Invisible de la Privatización, de Clara Salazar, y El Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Urbano, en donde se entiende desde el primer capítulo que el objetivo es generar certeza a su responsabilidad con conocimiento de causa y transparencia, lo cual lo blinda contra las campañas difamatorias, que son parte de la guerra sucia orquestada por gente esquizofrénica, que sin tener facultad alguna en su momento pretendieron cortar su cabeza, acción que sólo exhibió la ignorancia en materia política y de administración municipal de quien ahora aspira a gobernar Compostela.

SE NOTA QUE SU AFÁN protagónico contra Banorte va más allá de los límites del orden constitucional, quizá por desconocimiento, porque instigar a sus pocos seguidores a derrumbar con marro, palas y picos la obra que se construye en “Mal Paso” es un delito por el cual podrían ser encarcelados quienes encabezan este movimiento, no hay que olvidar que en Nayarit no hay fuero para los alcaldes, diputados, regidores y funcionarios municipales y estatales.

OTRO DE LOS LIBROS favoritos de Grimaldo Crespo es El Arte de la Guerra, libro en el que se encuentra la sabiduría perdida por quien o quienes pretenden desvirtuar su imagen con publicaciones tendenciosas, y seguramente le harán lo que el viento a Juárez, porque les va a ganar aplicando el sentido militar al sentido político.

CON MUCHA MADUREZ y conocimiento de causa, el titular de Desarrollo y Ecología reviró a los señalamientos en su contra y mandó decir a sus detractores que en lo referente a la expedición de licencia de construcción en zona federal, no es de su competencia, sino del Gobierno Federal, por lo que invitó a quienes le indilgan el caso de “Mal Paso”, leer sobre Desarrollo Urbano y el Arte de la Guerra, de Sun Tsu, y “De la Guerra”, de Karl Von Clausewits, tomando en cuenta que ni “La “Romualda” , ni tampoco “El Guayami” han leído jamás ningún libro que vaya más allá de Vanidades, TV Notas y el Playboy, por lo tanto, jamás alcanzarán a entender que para ganar una guerra se necesitan muchas acciones y cosas de personas inteligentes, pero no de pusilánimes como el empleado de la Central de Autobuses de apellido Almada y un ex cartero mariguano que dice ser más honesto que un cuico.

Por lo pronto, Las Patadas andan sueltas… Hasta las próximas.