LAS CONSECUENCIAS

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas


Gobiernos van y gobiernos vienen, sin que hasta el momento se haya podido erradicar la nefasta práctica de contratar personal dándole preferencia a los recomendados y no a los que reúnen el perfil adecuado para el trabajo que se debe realizar.

Prueba de ello es la desorganización que están padeciendo los adultos mayores al acudir a los puntos de vacunación contra el COVID-19, y todo porque a cargo de esta tan importante labor han puesto a una bola de ineptos.

Ah, pero son ineptos para trabajar, pero a lambiscones nadie les gana y esa es la razón por la que sin mucha dificultad desplazan a los elementos capaces.

Años, muchos años, tiene su servilleta viendo esta falla que, lamentablemente, parece se va a repetir ahora que haya renovación de poderes en los estados, o cuando menos en Nayarit. El pueblo, por desgracia, es el que siempre paga las consecuencias.

NO A LOS IMPROVISADOS
Y siguiendo con el tema de mejor darle preferencia a los mejores perfiles y desechar a los que nomás llegan a regarla, tenemos que también hay quienes quieren pasarse de gandallas ahora que se empezaran a repartir las candidaturas plurinominales.

Hay algunos que no se paran a sus partidos ni cuando pasan por ahí y traen muchas ganas de defecar, ah, pero cuando ven la posibilidad de sacar raja, son los primeros que se apuntan.

Si los dirigentes son inteligentes lo menos que pueden hacer es mandarlos a donde puedan seguir rascándose la barriga, sin que nadie los moleste.

HAY QUE VALORAR
Desde el año 1969 llegó a las filas del Partido Revolucionario Institucional el hoy maestro y analista político Trinidad Espinosa Martínez, para de inmediato asumir la Secretaría de Acción Cívica de la Dirección Juvenil.

Esto quiere decir que al PRI no llegó uno del montón, sino un cuadro con buenas aptitudes para destacar, como hasta ahora lo viene haciendo, pues ya sólo le falta ocupar la presidencia estatal del tricolor para recorrer todos los cargos de esa dirigencia.

Ha sido representante del PRI y delegado en todos los organismos habidos y reconocidos de su partido, pero además, su lealtad y su amplia colaboración en el tema jurídico, para defender con garbo a su partido, lo convierten en alguien que, sólo por injusticia podría no ser tomado en cuenta ahora que de buenos cuadros ocupan los priístas en la representación popular.

SECRETO A VOCES: Dicen que no hace mucho Ivonne Ortega Pacheco luchaba con ahínco por la dirigencia nacional del PRI, y que ahora baila con muchas ganas al ritmo del Partido Movimiento Ciudadano.