LA LUCHA POR EL PODER

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

LA LUCHA POR EL PODER
Resulta absurdo que mientras nuestro país reporta un alto porcentaje de contagiados y muertos por el COVID-19, la clase política esté inmersa en una lucha donde algunos buscan tener el poder y otros buscan conservarlo.

Las alianzas para tener el control de la Cámara de Diputados, la consulta ciudadana para ver si se juzgan o no a los expresidentes y hasta andar vendiendo boletos para la supuesta rifa de un avión, nos deja claro que la vida de los mexicanos ha perdido valor para los que sólo piensan en sus intereses.

No se trata de estar en contra de un partido, de un político o de un presidente, no, lo que se quiere, cuando menos por parte de quienes tenemos como el tesoro más preciado a nuestras familias, es que los que tienen el poder y los que lo buscan, mejor se dediquen a predicar con ejemplos que se les puedan agradecer.

No estaría mal que en su competencia optarán por realizar acciones que en verdad garanticen la salud, el bienestar y la tranquilidad de la mayoría de los mexicanos, para que sea el pueblo quien en su momento reconozca los mejores y más valiosos esfuerzos.

Es inaceptable a estas alturas que se quieran mayorías en el poder donde se aprueban las leyes, sólo para poner la legislación al servicio de los que piensan en todo, menos en lo que necesita el pueblo.

NAYARIT EN NARANJA
Que Nayarit estará en color naranja durante dos semanas, informaron las autoridades como una forma de procurar la reactivación económica que en este tiempo es de los temas más importantes.

Esto no quiere decir que ya estamos en condiciones de decirle a la pandemia que nos está pelando los dientes, pues de hacerlo, el virus que nos ataca seguramente se verá obligado a darnos lecciones todavía más crueles.

A los ciudadanos nos toca poner la parte que nos corresponde para tener la viabilidad que nos permita reclamar una atención más responsable de las autoridades, porque esa es la otra parte que se ocupa para salir victoriosos de la crisis que ahora nos agobia.

No hay que echarse culpas unos a otros para deslindarse de las tareas que son de todos, porque si caemos en ese error, las consecuencias serán pagadas por poderosos y no poderosos, aunque algunos crean que lo más importe es tener el poder en sus manos.

Secreto a voces: Dicen que los pronunciamientos de repudio hacia algunos políticos encumbrados, es apenas una pequeña muestra de los grandes problemas que se nos pueden acumular.