La industria de electrodomésticos requiere de microchips fabricados en México

  • Ante la crisis de las industrias asiáticas, los otros mercados buscan alternativas para la fabricación de microchips.
  • Debido a su estratégica localización geográfica, México interesa a las empresas de Estados Unidos, Canadá, entre otros.
  • Este caso de nearshoring beneficiaría al país en su reactivación económica, la ampliación de puestos laborales, etc.

Desde los primeros meses de la pandemia hasta la actualidad, se ha evidenciado la existencia de un desabastecimiento de electrodomésticos a escala mundial. Esto se debe a la preocupante carencia de microchips, los cuales solían ser fabricados principalmente en Taiwán, Corea del Sur, China, Singapur, etc. 

Sin estos microchips, los electrodomésticos pierden sus funciones digitales, su autogestión de energía y su procesamiento de datos, explican desde la plataforma especializada en electrodomésticos Utileincasa.it. De esta situación son conscientes los diversos países, quienes se están viendo obligados a diseñar planes de emergencia ante la crisis de las industrias asiáticas. En el caso de Europa, Alemania e Italia están evaluando concretar una millonaria inversión para establecer sus propias plantas de fabricación.

Al otro lado del orbe, México se presenta como una gran solución para la escasez de microchips. Según múltiples especialistas del rubro, México es un mercado atractivo para las inversiones extranjeras que deseen producir estos microprocesadores. Los portavoces de Newmark señalan que, al ser un país con una localización geográfica estratégica, se convierte en un mercado ideal para Estados Unidos y Canadá. Asimismo, cuenta con la ventaja de poseer mano de obra bastante capacitada en diferentes niveles. Además, tampoco puede ignorarse que México mantiene numerosos e importantes vínculos con varias empresas matrices del sector.  

Este sistema se conoce técnicamente como nearshoring. Este modelo de externalización de servicios lleva a cabo la subcontratación de procesos de negocio con firmas de países cercanos. Al encontrarse tan próximas, todas las partes salen beneficiadas.

Desde la plataforma The Logistics World se ha manifestado al respecto que este sistema contribuiría al progreso de México en distintos ámbitos. Por ejemplo, habría beneficios en la reactivación económica, la creación de empleos, el mejoramiento de infraestructura y de propiedades inmobiliarias, entre otros. 

Aquello también ha sido confirmado por la Industria Nacional de Autopartes. Los microchips, además de aportar al sector electrodoméstico, son fundamentales en el rubro automotor. Por ende, la Secretaría de Economía viene coordinando con otros organismos para otorgar incentivos fiscales y otras facilidades a las empresas nacionales que complementen la manufactura de los microchips producidos en Estados Unidos. 

Todo esto denota que México podría adentrarse en una de sus etapas industriales más prósperas si trabaja conjuntamente con las firmas extranjeras interesadas en invertir para la creación de microchips.