LA HORA DE LA VERDAD

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas


Varios de los alcaldes que ya se van han jurado por su celular que no dejarán amigos, compadres, socios ni familiares con base en sus respectivos municipios.

Y digo por su celular porque este tipo de promesas las hicieron por medio de sus redes sociales, donde, como se sabe, cualquier lobo puede vestirse de oveja.

Sin embargo, hay reporteros de esos mismos municipios en riesgo de quedar con herencias malignas con cargo al horario, que han anunciado la publicación de los nombres de los indignos a los que pretenden basificar.

La hora de la verdad se acerca, pues como dijo la lideresa sindical Águeda Galicia Jiménez, de las plazas otorgadas se entera uno hasta que se van los que dejan las alcaldías.

NO HAY TUBO SALVADOR
Hace unos días el alcalde de Tepic publicó en Facebook el reconocimiento que les hace a los trabajadores del SIAPA, por la colocación de un tubo de asbesto con el que se reparó la conducción de agua potable desde el acuaférico sur de la capital nayarita.

Con esto, dijo, ya se podía garantizar el abasto del vital líquido a más de 40 colonias del sur de la ciudad, las cuales, por cierto, ya tenían muchos días más secos que los bolsillos de su servilleta.

Pero el romance de un buen trabajo se vino abajo, luego que vecinos de la zona centro de esta misma ciudad se empezaron a quejar de que ahora son ellos las víctimas de la resequedad.

Total que ya no hay forma de que la actual administración municipal salga bien librada en lo que respecta al tema del agua, pues ya sólo quedan unos cuantos días para que se vayan y para componer las cosas el tiempo no les va a ajustar.

Secreto a voces: Dicen que la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Nayarit, a cargo del listísimo Maximino Muñoz de la Cruz, sospecha que hubo negligencia médica en los casos donde un joven y un niño murieron justo donde se les pudo dar atención.