JUSTICIA, QUE ALGO QUEDA

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

JUSTICIA, QUE ALGO QUEDA
Por lo que vemos, los que tienen con qué pagar están más expuestos a recibir los beneficios de las leyes que se han aprobado para una correcta aplicación de la justicia.

Los que no tienen, siguen engrosando el hacinamiento que hay en las cárceles, aunque su delito sea menor al de los poderosos.

En Nayarit acabamos de ser testigos de un caso, donde ya nada más hace falta saber el destino de las propiedades con que se pagó el error de haber sido corrupto.

NACHO SE ROBALEA
En su más reciente mensaje dirigido a la comunidad universitaria y al pueblo de Nayarit, el rector Ignacio Peña González se enfocó más a la detención del líder sindical Luis Manuel Hernández Escobedo, que a apretarle las tuercas a quien debe, para que les paguen lo que les adeudan a los docentes y trabajadores de la UAN.

Lo que Nacho pide como prioridad, es que no se politice el caso de “El Pelón”, aun cuando las autoridades estatales han dicho que el proceso que se le lleva se desarrollará en estricto apego a la legalidad.

Pero cada quien hace su parte, y por lo pronto, los agremiados al SETUAN, organización sindical universitaria que por alrededor de 40 años ha estado bajo el mando de Hernández Escobedo, se manifiestan frente a Palacio de Gobierno.

LA VERDAD, SÍ DUELE
Nos está cargando el payaso y un gran número de nayaritas no ha decidido formar equipo con quienes a diario luchan contra la pandemia del COVID-19, porque en ellos hay un valemadrismo que los ubica como enemigos hasta de sus propias familias.

Esa es la verdad que duele más, porque la otra, la que exhibe en todo su esplendor la hipocresía que se muestra en las redes sociales, nomás nos llena de desesperanza.

SECRETO A VOCES: Dicen que es a los pobres a los que más rabia les da la desigualdad social.