“EL VIAJERO”: **”Oye ‘vale’, ahora aviéntate una guitarra”, el retó retumbó en la sierra nayarita y removió las fibras sensibles del artista Kükame

Florentino Cordero

Mientras Olegario Carrillo Rentería estudiaba la “prepa” empezó a practicar las técnicas para crear artesanías como el enchaquirado, al mismo tiempo que aprendía a pintar al óleo y a dibujar. Sus abuelos le vaticinaron al nacer con su nombre Kükame, que significa “El Viajero” en lengua wixárica (Huichol); con cierta modestia me dice “que le atinaron”; hace poco entregó en Torreón, Coahuila, un pantalón revestido de chaquira, como se puede apreciar en la foto su esposa Emilia González le apoyó en la encomienda.

“COMO UN KILO DE CHAQUIRA…”
Llama la atención la serenidad con la que piensa en el kilo de chaquira que transformó en una hermosa y única pieza de arte, la guitarra que vemos en la fotografía ahora es un instrumento para viajar al pasado y rememorar los recorridos del pueblo originario Wixárica a su lugar sagrado conocido como Real de Catorce, ubicado en el estado San Luis Potosí. Y es que Kükame, quien es oriundo de Guadalupe Ocotán, municipio de La Yesca, decidió plasmar con la chaquira las figuras de los dioses: El Venado, El Peyote, La Serpiente, al centro El Águila, esta última es la que los guía en su peregrinar. Y la sensación que le produce el recorrido personal hasta ese sitio sagrado.

EL LEGADO
A sus 38 años, Carrillo Rentería está gestionando “con quien lo oiga” un taller para enseñar las técnicas que ha aprendido a lo largo de los años. “Necesitamos más apoyos, que se valore más el arte que hacemos, para que continúe y promover nuestra artesanía”.

Nos cuenta cómo algunos jóvenes de la comunidad de El Roble, municipio de de El Nayar donde vive actualmente, muestran interés en continuar la tradición, pero se necesita el apoyo oficial para emprender lo que será su mayor obra, “si nosotros ya no ‘vivemos’ todo eso se va a perder, pues”, dijo preocupado el artesano.

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario