EL PLACER DE SERVIR

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

EL PLACER DE SERVIR
Los líderes de colonias, esos que tanto presumen los políticos, se encuentran en peligro de extinción.

Me explico: Su servilleta, mis queridos lectores, desde el uso de la razón ha ubicado como líder de colonia al que, por el placer de servir a sus vecinos, dedica gran parte de su tiempo a realizar gestiones.

Son personas que sienten un enorme gusto cuando llegan con la novedad de lo que consiguieron, gracias a la dedicación aplicada ante las autoridades competentes.

Pero, el maldito pero se manifiesta cuando las autoridades que antes fueron políticos en campaña, los empiezan a mandar por un tubo, ya sea porque se les subió o porque no son del mismo partido político.

Esto provoca decepciones y hasta impotencia que, me consta, a algunos los ha llevado al llanto, porque no hallan la forma de poder ayudar.

Las cosas se complican porque los líderes de colonias ven, campaña tras campaña, que los políticos agarran para formar sus equipos a los que son más barberos con ellos, y terminan por hacerlos funcionarios aunque no sirvan para el cargo que se les otorga.

Muchos mejor ya ni se mueven para evitar amarguras, pero hay otros a los que les empieza a ganar la ambición, sobre todo cuando ven que los de sin méritos ganan su buena lana sin hacer otra cosa que seguir barbeando.

Esa es la razón por la que los líderes se están extinguiendo, para dar paso a las hordas de los que quieren ser candidatos.

Pero cuando llegan a esta etapa se dan cuenta que las candidaturas siempre serán para los amigos, familiares y compadres de los que mandan en los partidos, y es aquí donde empieza a surgir el fenómeno de la chapulinera.

Finalmente todo queda en simulaciones e hipocresía, porque los que eran líderes fingen trabajar, mientras los políticos siguen refiriéndose a ellos como los pilares de sus estructuras.

SECRETO A VOCES: Dicen que al paso que vamos, en un futuro cercano habrá más candidatos que ciudadanos.