El basurero El Iztete contamina al río Mololoa: Mora Iglesias

Tepic//Juan Arellano Ontiveros
Una de las prioridades en el mundo que urge ser atendida, indiscutiblemente es el cuidado del medio ambiente, razón por la cual los seres humanos estamos obligados a realizar con responsabilidad tareas para impedir que se siga contaminado nuestro entorno ecológico, expresó en entrevista Leopoldo Mora Iglesias. “Por lo que tanto a gobernantes y gobernados nos tiene que quedar en claro que de seguir contaminando los mares, ríos, lagunas, esteros, arroyos, bosques, mantos freáticos y lo que se conoce también como la fauna y la flora del globo terráqueo, es obvio que nosotros mismos estamos acelerando el calentamiento global, y lo que es peor, estaremos heredando a las próximas generaciones del reino animal y vegetal una indiscriminada destrucción del medio ambiente causante de enfermedades contagiosas difíciles de curar y provocadoras de epidemias”.

Enfatizó el entrevistado que a diario crece la contaminación del entorno ecológico, como el basurero El Iztete de Tepic, el cual ya desde hace varios años debería estar clausurado, pero la ineptitud de algunos funcionarios públicos ha impedido el cierre definitivo de ese enorme foco de infección..

Dicho basurero público sigue acrecentando los escurrimientos contaminantes que indiscriminadamente van a parar a las aguas del río Mololoa de la capital del estado; además, esas aguas infectadas son utilizadas para regar las hortalizas que se siembran en buena parte de la zona rural de Tepic, vegetales que a diario se venden y consume la gente en esta ciudad; asimismo, hay momentos que en las poblaciones de Bella Vista y La Escondida, entre otras, sus habitantes reciben fétidos olores que desprende el contaminado río Mololoa”.

Mora Iglesias subrayó que contaminaciones como la del río Mololoa, el exceso de esmog generado por el transporte público y vehículos particulares de Tepic, es obvio que están contribuyendo al acelerando calentamiento global, lo que está provocando cambios climáticos drásticos, como constantes ciclones, lluvias atípicas, incendio de bosques, entre otras cosas destructivas del medio ambiente, que pudiéramos evitar si nos condujéramos con una eficiente cultura del cuidado del entorno ecológico y con la implementación de programas educativos dirigidos a la gente para crearle una verdadera conciencia anticontaminante, y así heredar a las próximas generaciones un mundo más limpio y sano.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario