Disminuye superficie de cultivo en Bahía

Bahía de Banderas//Samuel Flores
Cada día la superficie de cultivo en Bahía de Banderas va disminuyendo a consecuencia del crecimiento urbano; recientemente, apareció un cultivo nuevo, que es el de la piña, incrementando su superficie; sin embargo, no es de gran extensión, hablamos de alrededor de 150 hectáreas de piña y los productores no todos son de la región.

Las tierras agrícolas cada vez son menos y se siembran casas, dejando dentro de la mancha urbana muchas huertas y predios agrícolas que quedan abandonados porque no se pueden realizar actividades en las tierras debido a que la gente se roba la producción, y no se pueden hacer controles químicos porque corren el riesgo de intoxicación, inclusive con el olor de los químicos que se apliquen se pone en riesgo la salud.

Actualmente, en la región continúa dominando la superficie del mango con 800 hectáreas; de la sandía alrededor de mil 800 hectáreas y el maíz con una superficie arriba de 100 hectáreas, que tienen en su mayoría Monsanto y Pioneer, importantes en la economía porque cada año son los semilleros.

La problemática que generalmente vive el campo continúa siendo los altos costos de producción, la falta de agua, la falta de mano de obra que hay en la región, porque no hay gente que quiera trabajar en el campo, los locales se están yendo a trabajar en la hotelería, y se vive también el problema fitosanitario.

El productor que tiene dinero es porque vende alrededor de 2 hectáreas, se compra un taxi y se la pasa sentado dando vueltas. Los productores locales se pueden contar con los dedos de las manos, el resto prefiere rentar la tierra porque es así como gana más.
Si llega un monstruo como productor de semilla de los que hay en la zona, ofreciendo facilidades, buena renta, cuida la tierra, regala rastrojo, genera una manera cómoda de vivir, el dueño de la tierra ya no arriesga en invertir en un cultivo que no sabe si tendrá o no ganancias.

Darle la atención al campo es importante, lamentablemente no nos ha caído el veinte de que cada vez hay menos alimento y nos cuesta más dinero conseguirlo; nos hemos olvidado de cuidar los mantos freáticos, la tierra, los animales silvestres y algunas veces se anda tras de ellos queriéndoselos comer.

 

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario