DEFENSA Y PROTECCIÓN POLÍTICO-ELECTORAL PARA LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

CON PRECAUCIÓN
Sergio Mejía Cano

En el Tribunal Estatal Electoral de Nayarit (TEEN), que declara ser el primero en el país en la defensa de derechos político-electorales de mujeres, grupos vulnerables y pueblos originarios, se firmó un convenio junto con el Instituto de Defensoría Pública y Asistencia Jurídica del Estado de Nayarit, con el propósito de impulsar precisamente por primera vez en el país la defensa gratuita de los derechos político-electorales de los pueblos indígenas, mujeres y grupos minoritarios vulnerables, salvaguardando la perspectiva de género, según lo declaró la señora Irina Cervantes Bravo, magistrada presidente del TEEN.

Añadió la magistrada presidente Cervantes Bravo que “sin duda es un imperativo de las instituciones el preocuparnos por la inclusión, con respeto y un verdadero acceso a la justicia para este sector de la población; que se trabajará a fondo, con objetividad e imparcialidad y sin simulaciones para la igualdad de oportunidades, la participación y el respeto a sus tradiciones y cultura, para asesorarles y defenderles de manera gratuita y para que en tiempo y forma solucionen su problemática en materia político-electoral”.

La directora de la defensoría pública, señora Rosa Margarita Inzunza Osuna, manifestó que esta asistencia jurídica incrementará el acceso al derecho de audiencia y defensa en materia administrativa-electoral, en un marco de protección y promoción de los derechos humanos de este grupo. Añadiendo, además, que “asumimos este compromiso de respeto, protección y promoción de la igualdad entre mujeres y hombres, minorías y comunidades indígenas, para garantizarles que, de ser afectados en sus derechos político-electorales, tendrán la debida diligencia, proceso, acceso efectivo a una justicia electoral y reparación integral”.

La señora Emma del Socorro Corona Rincón, asume la figura de defensora pública de los derechos político-electorales, refiriéndose al respecto que “no hay precedente de esta asistencia jurídica gratuita en tribunales estatales electorales, y para asegurar una defensa efectiva, tendremos el apoyo de traductores de lenguas indígenas”.

Aprobaron el convenio y su implementación en el TEEN, los magistrados electorales Gabriel Gradilla Ortega, José Luis Brahms Gómez y Rubén Flores Portillo, quienes coincidieron en que acciones como esta son por una justicia electoral eficiente, de paridad, de información y,desde luego, transparencia.

Pues, enhorabuena para el TEEN por esta sabia decisión para proteger a estos ciudadanos que casi siempre se vieron afectados debido a su condición étnica, ya que por lo regular andaban al garete sin que fueran atendidos debidamente, sufriendo discriminación y falta de justicia, precisamente porque no se les atendía como es debido; sin embargo, con esta nueva disposición que, esperemos y se cumpla a cabalidad, tal y como está pensado, para que ya no sigan afectándose sus legítimos derechos político-electorales, y más, porque tendrán el apoyo de traductores de su lengua; aunque si bien, la mayoría de los que integran las etnias autóctonas del país por lo regular son bilingües, aun así sería más cómodo contar con esos traductores de lenguas indígenas, para en caso de que se les pudiera pasar alguna frase o palabra que posteriormente se malentendiera.

Se ha documentado que, en cierta forma, los pueblos originarios han sido ninguneados, menospreciados, vilipendiados y, desde luego, discriminados e incluso hay analistas que afirman que hay mestizos que los tratan como si fueran niños o sin derecho a todo de lo que gozan quienes no pertenecen a estos pueblos originarios.

De ahí que esta disposición de que serán atendidos en sus derechos político-electorales, sea de lo más viable porque su voz y voto desde luego que tienen que contar como ciudadanos que son y que pertenecen al federalismo nacional.

Aunque podría haber cierta resistencia de algunos sectores de la sociedad que pudieran seguir discriminando a quienes pertenecen a las diversas etnias autóctonas de nuestro país, porque alguien me comentó alguna vez que por qué reclaman los pueblos originarios sus usos y costumbres si solamente los sacan a flote cuando les conviene aunque ya no los usen más que como referencia, porque de no ser así, seguirían usando sus propios nombres y no los de origen español; y además, porque profesan por lo regular una religión que no pertenece precisamente a esos usos y costumbres, sino que reclaman esos usos y costumbres cuando se trata de maltratar a sus mujeres.

Sea pues. Vale.