DE TODOS LOS SUSPIRANTES, SOLO UNA O UNO SERÁ EL UNGIDO

CON PRECAUCIÓN
Sergio Mejía Cano

Se informa a través de los medios, tanto locales como nacionales y portales de internet, que fueron por lo menos ocho los suspirantes a la precandidatura al gobierno del estado de Nayarit por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena); y si bien algunas informaciones dan cuenta de siete y otros de nueve, persiste en la mayoría de la información que son ocho los aspirantes: tres mujeres y cinco hombres, de los que al final serán cuatro los que contenderán mediante una consulta popular para determinar quién de ellos o ellas quedan con la unción.

No sorprende que entre estos aspirantes a gobernar Nayarit, algunos de ellos no pertenezcan a Morena; sin embargo, aún así, todos ellos aparecen ante los medios portando el acuse de recibo de su registro con el logotipo de ese incipiente partido político, como aspirantes a la precandidatura primero y posteriormente a la candidatura; aunque ya se sabe que sólo será una o uno el ungido, como sea, ya sea por consulta popular como se ha establecido, o bien, por el dedo mayor que es el que designa por lo regular, tal y como se ha acostumbrado siempre en nuestro país: mediante el palomeo respectivo tan necesario para la selección de pre y candidatos proclives al sistema imperante.

Ante el evidente desprestigio de todos los partidos políticos, de todos, así como el desfasamiento de todos ellos, existe la posibilidad de que la mayoría del electorado se vaya por el “mono”, es decir, por el político y no por las siglas; aunque de todos modos siga el voto duro de gente que se va por el logotipo de determinado partido político; sin embargo, lo más probable es que mucha gente prefiera emitir su voto por determinado personaje, conocido o no, pero que le llene más el ojo, y no tanto por sus propuestas.

Pero qué tal que surja alguna o algún candidato independiente o bajo las siglas de uno o más de los partidos en cuestión cuya campaña política se base en seguir los lineamientos del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en cuanto a eso de la austeridad, al combate a la corrupción e investigar los malos manejos de los recursos del erario, así como la aclaración determinante respecto a despojos y desaparición de personas; a revisar a fondo el porqué muchos extranjeros se han apropiado de terrenos cercanos al Mar, cómo fue que se hicieron de esos terrenos, a investigar caiga quien caiga por qué no se han abierto al cien por ciento las ventanas al Mar, por qué se sigue prohibiendo que los mexicanos de a pie tengan accesos a las playas que se supone son de todos los nacionales, etcétera. Claro que sería una buena bandera de campaña y desde luego que atraería muchos votantes ávidos de justicia y de saber que ha pasado con todo esto en que pasan y pasan los años y no hay resultados convincentes, sobre todo y más, cuando se sigan restringiendo los pasos a las playas y, por supuesto, que una candidata o candidato haciendo su campaña de proselitismo diga que de encontrarse anomalías en la posesión de terrenos en forma irregular, dichos terrenos y propiedades, fincas, etcétera, se expropiarán para ser regresados a sus legítimos propietarios de antaño.

Obvio que de las promesas de campaña pocas o ninguna se cumple, pero al menos quien proponga seguir los pasos de AMLO, posiblemente dé en el clavo de lo que quiere oír el electorado y así echárselo a la bolsa y asegurando el voto de esta gente con ganas de justicia y de otra parte que quiere resultados o señalamientos de quiénes han sido los responsables de todo lo malo que ha acontecido en Nayarit; porque también un buen toque de campaña, sería que una o un candidato diga que hará revisar las finanzas de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), qué pasó con los fondos de ahorros, pensiones y jubilaciones del magisterio y del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios (SUTSEM).

Así que esperemos quién de los probables candidatos se avienta este trompo a la uña; aunque lo más probable es no que no sea ninguno de los políticos ya conocidos por la posibilidad de tener compromisos ya amarrados o saber desde hace años muchas cosas al respecto tanto de terrenos, fondos y demás; así que a pesar de que todo esto de ir contra la corrupción, desapariciones, despojos de terrenos propiedades, más bien suena a un sueño guajiro o una utopía, bien podría dar resultado en caso de que alguien sin compromisos de intereses, no nada más se aviente al ruedo, sino que ya una vez en el Poder, cumpla con lo prometido.

Sea pues. Vale.