Corazones Valerosos

Contaba no hace mucho del infortunado contratiempo ocurrido no hace mucho en los alrededores de la clínica uno del Seguro Social luego de que algún trasnochado, con toda la habilidad del mundo sustrajo la batería de la Explorer mientras yo estaba apurado atendiendo una urgencia médica de la familia.

Es cierto, el suceso me produjo mucha impotencia, pues tampoco contaba con recursos para reponer la batería. Afortunadamente conté con la mano de un paisano y amigo, Luis Emilio González.

Sin embargo, hay otra cosa que quiero destacar. Y es que, una vez con la batería nueva en mis manos –la cual por cierto adquirí en Auto Zone– se me presentó otro dilema: ¿Cómo colocarla si no tenía herramientas?

Omar, mi hijo, anduvo solicitando ayuda, siendo entonces que se encontró con un hombre mayor quien, con toda la voluntad del mundo, extrajo unas herramientas de su auto y él mismo instaló la batería. Así se solucionó definitivamente el asunto.

Lo anterior me hace recordar la historia de un parroquiano que falleció luego de una larga vida de amor y servicio.

En el funeral, sus hijos se levantaron uno por uno a contar historias referentes a su padre y pronto pudo notarse un tema común: que su más singular y extraordinaria cualidad fue su voluntad para servir a otros, sin importar cuál fuera la necesidad.

Era uno de esos hombres siempre dispuestos a tender una mano, hacer un favor, algún trabajo peculiar, o simplemente ofrecer un transporte a alguien.

Una de sus hijas mencionó que a dondequiera que se dirigía, llevaba consigo una caja de herramientas y un par de vestimentas de mecánico en el maletero del carro, “por si acaso alguien necesitaba alguna reparación”.

Muchas veces, cuando escuchamos la palabra “coraje”, pensamos en actos heroicos en períodos de crisis. No obstante, en nuestra vida cotidiana, no debemos pasar por alto la valentía de simplemente estar ahí.

Las vidas cambian cuando con fidelidad proveemos para nuestras familias, cuidamos de los ancianos, o prestamos atención a un amigo en dificultad. Persistir en hacer de este mundo un mejor lugar para vivir es, definitivamente, una expresión de coraje.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario