¿Cómo resolver algunos problemas con tu calentador?

Cuando tu calentador comienza a fallar, es urgente poner manos a la obra. Los calentadores de agua proporcionan mayor calidad de vida, pero su uso constante condiciona que aparezcan algunos problemas. Resuelve de forma sencilla las fallas más comunes que presentan los calentadores de gas. 

¿Qué hacer cuando falla el calentador de agua?

Avera cuenta con una gama de electrodomésticos que hacen tu vida más fácil, los calentadores de agua son de los equipos para el hogar que son más solicitados. Gracias a estos electrodomésticos, recibirás agua caliente en las tuberías, de forma continua. Como cualquier otro equipo de uso frecuente, debes hacer mantenimiento periódico, para evitar algunas fallas comunes.  

Cuando el boiler de paso de gas comienza a generar problemas, no es necesario desecharlo. Sin embargo, antes de afrontar cualquier problema con tu calentador debes tener presente de qué tipo es, puesto que no todos funcionan con la misma fuente de calor. Los calentadores eléctricos cumplen su función a través de resistencias eléctricas que envían el calor a través del tanque de agua. En cambio, los calentadores que funcionan con gas que envía el calor a través de un quemador inferior. 

Ahora bien, los problemas que se presentan con más frecuencia en los calentadores tienen que ver con el estado del agua, entre otros pocos. Con estas recomendaciones puedes dar solución práctica a cualquier situación que se presente con tu calentador de agua.  

El agua no se calienta o lo hace de forma inadecuada

Cuando el calentador no genera suficiente calor el agua permanece fría y, en condiciones ambientales de bajas temperaturas, esto puede ser una tortura. Si esto sucede, se debe revisar si la energía del calentador eléctrico está llegando a las partes del tanque que debe calentar. 

Apagar y encender de nuevo el boiler puede ser una opción, también revisar el panal de calentamiento y el termostato. En caso de que todo esté en orden y persista la falla, lo más recomendable será contratar un técnico experto en calentadores. 

Sobre el calentamiento del agua, es posible que aumente la temperatura del agua pero no sea suficiente para satisfacer las necesidades de la familiar. En tales casos es importante asegurarse de que la capacidad del boiler es adecuada para la demanda familiar. También es posible que cuando esto suceda, algunos elementos del calentador estén fallando y deban cambiarse. 

Y si el agua resulta más caliente de lo soportable será necesario que revises el termostato para determinar si está configurado para proporcionar más calor del que deseas. La temperatura ideal será entre 45-50 grados centígrados.  

Fugas en las válvulas de calentador

Otro problema que causa muchos quebraderos de cabeza son las fugas en las tuberías o válvulas del boiler. Si tu calentador presenta este problema, los daños pueden alcanzar otras estructuras del hogar. 

La corrosión de las partes del calentador es la causa más frecuente de esta falla, aunque no es la única razón. Si sospechas que se está fugando el calor o gas de tu boiler, revisa toda la estructura y las conexiones, asegúrate que ninguna estructura esté floja o corroída. En caso de que notes algo así, quizás necesites un experto técnico para reemplazar las uniones dañadas. 

Agua contaminada 

Los cambios en el aspecto del agua deben atenderse con prontitud. Cuando veas que el agua caliente tiene un olor extraño o su color no sea cristalino, es posible que las impurezas del tanque corroído estén contaminando el agua. Esto puede poner en peligro a la familia, pues la acumulación de bacterias puede enfermar la piel u otras partes del cuerpo. 

Ruidos anormales

El sonido de un calentador es característico y la familia termina por acostumbrarse a él. Si notas cambios, ruidos anormales, debes sospechar que existe un problema. Por ejemplo, quizás el sonido se deba a que el drenaje esté obstaculizado por minerales sedimentados. En esos casos, lo más probable es que haya que hacer un cambio de tanque, para solucionar este problema y evitar la contaminación del agua. 

Algunos de los problemas de los calentadores se solucionan revisando si el termostato está en la temperatura adecuada, o si es necesario asegurar mejor alguna estructura floja. Cuando la falla sea importante y escape de tus manos, lo más razonable es acudir a un técnico para evitar crear problemas mayores. Y por supuesto, la prevención de tales problemas se realiza al asegurar un mantenimiento continuo al calentador.